El Gobierno de México dio a conocer que otorgará asilo político por razones humanitarias a Evo Morales, quien hasta ayer por la tarde era presidente de Bolivia.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, dio a conocer que el asilo se da después de que Evo Morales haya aceptado el ofrecimiento del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

“Solicitamos crear un salvoconducto” para garantizar la “seguridad y la vida” de Morales y que su “integridad personal no sean puestas en peligro”, ha incidido Ebrard, quien ha explicado que la decisión responde a la larga trayectoria diplomática de México a la hora de conceder asilo".

Durante la rueda de prensa matutina del presidente, el titular de Relaciones Exteriores señaló que la renuncia de Morales fue detonada por un Golpe de Estado y "violentar el orden constitucional".

En un mensaje convocado a los medios de comunicación sobre la situación en Bolivia, Marcelo Ebrard expuso que había recibido una llamada de Morales aceptando el ofrecimiento de México, por lo que el exmandatario solicitó el asilo formal en la nación latinoamericana.

El Gobierno de México le dará asilo al expresidente y a otros funcionarios de Bolivia en la Embajada mexicana en La Paz.

Este domingo, Evo Morales comunicó su renuncia tras un sinfín de protestas tras la victoria en las elecciones para tener un cuarto mandato de manera consecutiva.

Al no ser reconocido de forma legítima, los grupos opositores realizaron varias manifestaciones la cuales culminaron con la salida de Morales.