La Comisión Inspectora de la Auditoría Superior del Estado, aprobó solicitar a la Auditoría Superior  de la Federación  que audite a la Auditoría Superior del Estado en el período 2011-2019 ante posibles omisiones que tuvo el órgano fiscalizador.

Durante la Sesión de la Comisión se aprobó la solicitud que será turnada al pleno, mientras la presidenta del órgano dictaminador, Olga Lucía Romero Garci – Crespo, indicó que la acción se debe a que no puede mantenerse la falta de transparencia en la rendición de cuentas.

Expuso que desde que llegó la legislatura no han recibido la información precisa de las auditoría que realizó el órgano fiscalizador.

Dijo que de a acuerdo al procedimiento legal es la Auditoría Superior de la Federación es la instancia que puede auditar a los órganos locales.

La presidenta, Olga Lucía Romero Garci Crespo, señaló que en la revisión que han realizado sobre el trabajo de la ASE detectaron que en el periodo de Villanueva Lomelí hubo una serie de retrasos en los procedimientos de fiscalización de los sujetos obligados.

Señaló que se deberá revisar la actuación de la ASE y comprobar la ausencia de informes de resultados completos o auditorías parciales en los proyectos de obra pública.

Subrayó que detectaron la aprobación de cuentas públicas sin presentar la manera como fueron subsanados los pliegos de observaciones realizadas y la documentación de los entes fiscalizados.

"Si encuentran lo que nosotros estamos viendo porque nos estamos percatando de estas irregularidades creo que se deben fincar responsabilidades a los funcionarios responsables de cada periodo".

Romero Garci Crespo consideró prudente esperar a conocer los resultados de esta auditoría solicitada a la ASF para poder fijar una postura, pero insistió que en caso de corroborar las irregularidades se deberán aplicar todo el peso de la ley a los responsables.

Expresó que no es posible que estando a la vista de los ciudadanos actos de corrupción y presuntos desvío de recursos no se hayan detectado muchos de ellos.

Se estaba “apapachando” a quienes incurrieron en el mal uso de los recursos públicos, dijo, mientras se aplicaba el garrote político en contra de los opositores a un sistema.

Recordó que al asumir la presidencia de la comisión, su compromiso fue el pedir que se abran las cuentas públicas de los últimos cinco años de la administración estatal en la que se presuma hay un desvío de recursos.

Comentó que es algo que permite la ley y se espera que el próximo auditor que rendirá protesta en el mes de noviembre asuma su responsabilidad.

Romero Garci Crespo expresó que todos saben lo que ocurrió en Puebla, sin embargo no hay personas que hayan sido sancionadas por los  malos manejos que se dieron durante casi ocho años de gobiernos morenovallistas.

En entrevista, explicó que si bien la ley de fiscalización contempla que solo se pueden abrir las cuentas públicas de los últimos cinco años, esto aplica cuando fueron auditadas.

Señaló que si las obras no fueron auditadas no aplica la norma y se podrá hacer la revisión de las mismas ya que hay diversos documentos dirigidos por ciudadanos donde se señalaban presuntas irregularidades.

Indicó que bajo el argumento de que por la cantidad de obras que se ejecutaban no se podían revisar todas, se presume que algunas de ellas no fueron auditadas.