Este jueves, fueron puestos a disposición de la Fiscalía General del Estado de Puebla, (FGE) cuatro elementos de seguridad pública del municipio de San Martín Texmelucan, en virtud de que durante el ejercicio de sus funciones efectuaron el aseguramiento de mercancía robada; sin embargo, no actuaron conforme a los lineamientos y principios de legalidad y honradez.

El Ayuntamiento de San Martín Texmelucan consideró inadmisible, reprobable e indignante que servidores públicos asuman este tipo de actitudes impropias.

Como resultado de esta situación, el gobierno municipal de Norma Layón, refrendó su compromiso con la población para llevar el actuar con total transparencia, reafirmando que habrá cero tolerancias ante conductas impropias de servidores públicos.

Por su parte, la alcaldesa lamentó los hechos por lo que afirmó que seguirá actuando con el firme propósito de proteger a toda costa a la población y aseguró que se tendrá mano firme contra corrupción, arbitrariedades o conductas que pongan en peligro a cualquier ciudadano puesto que el objetivo es fortalecer la confianza de la ciudadanía en sus autoridades.