La empresa Gráficos Puebla S.A de C.V. será dada de baja de la lista de proveedores del Ayuntamiento, será denunciada, además no recibirá el pago del Ayuntamiento por entregar uniformes reciclados para trabajadores de base, mencionó el titular de la Secretaría de Administración, Leobardo Rodríguez Juárez.

El funcionario acentuó que ante el intento de fraude, la firma imputada puede alcanzar una pena convencional del 10 por ciento y se podrá solicitar la rescisión contractual, la aplicación de la fianza de los 13 millones de pesos o la renovación de las prendas y se solicitará la intervención de la Contraloría. 

Explicó que la empresa ganó una licitación para confeccionar 32 mil prendas para trabajadores sindicalizados y de base, pero ilegalmente recicló mil 500. 

Foto: Cristopher Damián / Intolerancia
Foto: Cristopher Damián / Intolerancia

Destacó que algunas playeras traían el logotipo del anterior gobierno y sobre ese, la firma pegó el de la administración de Juntos Haremos Historia, acción que realmente es fraudulenta

Precisó que después de las revelaciones realizadas por los trabajadores la víspera, las autoridades decidieron tomar muestras aleatorias para validar las denuncias. 

Foto: Cristopher Damián / Intolerancia
Foto: Cristopher Damián / Intolerancia

Advirtió que las autoridades no podían revisar prensa por prensa porque el zurcido que venía de fábrica fue muy puntual y levantar logotipos representaba destruir las prendas, pero derivado de las denuncias decidieron tomar muestras aleatorias que confirmaron las inconformidades. 

Aclaró que la empresa imputada no formaba parte de los contratista de la anterior gestión, aspecto que indica que los remanentes de artículos se vendieron a Gráficos de Puebla y se usaron para engañar a esta administración. 

Reiteró que la firma no ha recibido ni cinco centavos porque se estableció contractualmente que recibiría el pago después de entregar el 100 por ciento del pedido. 

Foto: Cristopher Damián / Intolerancia
Foto: Cristopher Damián / Intolerancia

Además recordó que la licitación fue nacional y no local, y el gobierno municipal realizará las acciones legales correspondientes derivadas del daño moral a la imagen del Ayuntamiento de Puebla