Después de anunciar la desincorporación del Sindicato Único de Trabajadores de Mondelez de la FROC por dar la espalda durante la exigencia del pago de utilidades, un grupo destacó que ahora serán un gremio independiente como el de varias empresas, sin presencia de dirigentes charros de organizaciones como René Sánchez Juárez.

Luego de conclusión de la asamblea extraordinaria, este domingo agremiados firmaron una minuta de acuerdo para entregarla a la Federación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (FROC) de René Sánchez Juárez.

El secretario general del sindicato, Ramiro Vázquez López, indicó que la decisión fue avalada por los mil 300 trabajadores afiliados para concluir sanamente la relación con  esa federación después de más de dos décadas.

El motivo de la determinación, destacó,  fue porque se los trabajadores necesitan ya ser un sindicato independiente para tomar sus propias decisiones.

“La relación ahorita con la empresa no es tan buena y la asamblea lo dijo, es falta de apoyo en todo, la lucha de las utilidades ha sido de nosotros y de hecho todavía sigue y no recibimos absolutamente nada y quien supuestamente apoyaba nunca apoyó”.

Además reveló que nunca han tenido contacto con Sánchez Juárez, motivo por el que en horas subsiguientes le harán llegar la minuta a sus oficinas.

Refrendó que se van a sumar a otro organismo sindical porque nunca recibieron un buen trato de la FROC y por eso ahora serán un sindicato independiente.

La firma sí privilegió a trabajadores de confianza con la prestación

Lamentó que el conflicto laboral con la empresa ocurriera por el reparto de utilidades a los empleados de confianza.

Advirtió que la base continúa con la exigencia establecida en la constitución, porque la firma se declaró en ceros, aspecto imposible, que acreditaron en una queja legal ante el Sistema de Administración Tributaría (SAT) y la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet).

Subrayó que el conflicto viene dando vueltas desde mayo previo, cuando detectaron que solo a los trabajadores de confianza les dieron el pago de la prestación del reparto de utilidades, pero no a los sindicalizados que sacan cotidianamente el trabajo que sí reditúa como confiaron.

Señaló que los representantes de  la empresa se han sentado en tres ocasiones a dialogar con el gremio para alcanzar una negociación, pero hasta el momento no se ha dado nada positivo y no claudicarán en la lucha para que se respeten sus derechos laborales.

Reveló que el SAT ya notificó al gremio que el dinero de ingresos declarado por la empresa no corresponde con lo que se vendió durante el año.

Destacó que si la autoridad federal les otorgó la razón, ahora las autoridades estatales no pueden ir en contra porque estarían apoyando la ilegalidad que reprueba el gobierno de la Federación.

“Cuando nos bajaron las utilidades nos dijeron que iba a ser por cinco años, pero se pasaron derecho y ahora ya no nos dieron nada”.

Indicó que como antecedente, desde hace 13 años cuando se cayeron las utilidades por ir en contra de la ley, un operador que ganaba más le entregaban 55 mil pesos y al de menos percepción le daban 30 mil pesos de prestaciones, pero el año previo la empresa solo dio mil pesos.