Con la intención de generar un momento de alegría y diversión en el “Día de Reyes”, el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de Puebla (SEDIF), entregó juguetes a los hijos de las mujeres que están recluidas en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Miguel.

Los pequeños, en compañía de sus madres, degustaron de la tradicional Rosca de Reyes, a cuya convivencia también asistieron autoridades encabezadas por la directora general del organismo, Leonor Vargas Gallegos; la directora general de Centros de Reinserción Social del Estado, Lily Xóchitl Torres Yeecon y el director del Cereso de San Miguel, Omar Oseguera Gutiérrez.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), en el reclusorio antes mencionado hay 340 mujeres; de las cuales, 21 tienen a sus hijos en el centro penitenciario; mientras que otras ocho están embarazadas.

Por su parte, Vargas Gallegos, aprovechó la ocasión para dialogar con cada una de las 29 madres que están privadas de su libertad, quienes le expresaron sus necesidades e inquietudes.