Al revelar que a 15 elementos de la corporación, al no cumplieron con el examen de control y confianza, se les inició un procedimiento en la Comisión de Honor y Justicia para determinar su situación legal, la titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), María de Lourdes Rosales Martínez, lamentó que las cámaras de video-vigilancia del programa ventanas ciudadanas han sido afectadas por el vandalismo, por lo que tendrán nuevos equipos con el nuevo contrato de mantenimiento la empresa ganadora de la licitación las instalará.

Indicó que esos exefectivos de la SSC, al estar posiblemente vinculados con delincuentes, se les dio de baja de la secretaría.

Precisó que la mayor parte de los más de mil 500 efectivos de la secretaría están certificados, por lo que se están consolidando el proyecto de una seguridad de proximidad.

Rosales Martínez acentuó que ahora el 90 por ciento de los policías cuentan con el certificado policial exigido por la Federación, porque se han aplicado alrededor de 600 exámenes para oficiales de nuevo ingreso y más de 500 de permanencia, que derivan de la anterior administración.

“Están cumpliendo con el procedimiento porque lo que queremos es que se haga de manera correcta y paso a paso para que no tengamos ningún tipo de impugnaciones como se dio en año pasados y sin repercusión al erario público”.

Reiteró que en cinco casos las investigaciones en contra de oficiales son llevadas por la Fiscalía General del Estado (FGE) y por orden de un juzgado causaron baja por diferentes delitos cometidos en la administración municipal anterior.

La encargada de la seguridad en Puebla capital refrendó que los 15 elementos reprobados por el examen de control de confianza, están bajo investigación de la Comisión de Honor y Justicia, la mayoría presuntamente por estar relacionados con criminales, abusos de autoridad y corrupción.

Sin cámaras

Varias cámaras de video-vigilancia en el Barrio de El Carmen, Anzures y Centro Histórico, tienen el tiempo de respuesta es inmediato, pero no todas tienen las cuatro cámaras de video-vigilancia.

Señaló que en un principio tenía el reporte de que el 10 por ciento del total de las llamadas ventanas ciudadanas carecían de algún dispositivo, pero se realizó una primera etapa de mantenimiento para reponerlas.

Pero recordó que el contrato con la empresa a cargo del servicio concluyó el 31 de diciembre previo, ahora se trabaja en las bases de la licitación para el nuevo contrato y se sustituirán o en su instalarán las que se requieran.

“Se está revisando que todas estén completas y ver qué es lo que nos está faltando para el nuevo contrato, en donde nos reportan la falta de cámaras lo atendemos, a veces son por vandalizan y otras por accidente, pero todas son reparadas”.

Destacó que durante el 2020 se analiza implementar un gran sistema de vigilancia donde todas las cámaras se articulen, tanto las que pertenecen al Ayuntamiento como las de ciudadanos que instalan las particulares.

Así aportó se tendrá un mayor monitoreo, siempre y cuando los particulares quieran, para que sus equipos se conecten al C5 y haya una mayor coordinación entre autoridades y sociedad para dar una respuesta eficiente.