Luego de que varias personas se manifestaran a las afueras del Hospital del Niño Poblano (HPN) por el desabasto de medicamentos para los niños con cáncer, el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa se reunió con los padres de familia, a quienes garantizó el tratamiento de los pequeños.

Durante la plática, el mandatario estatal expuso a los familiares de los menores que en tanto se regulariza la situación nacional de desabasto de 15 medicamentos para el cáncer, el gobierno de Puebla se hará cargo de los tratamientos y la aplicación de las quimioterapias.

En ese sentido, Miguel Barbosa afirmó que la atención médica para los niños y adolescentes no se suspendió, pues los tratamientos se cubren con fármacos complementarios para el cáncer.

"No se ha dejado de atender, sí hay un asunto de desabasto nacional sobre un asunto de 15 claves, pero no se ha dejado de atender con otros medicamentos o tratamientos complementarios".