Aunque en la capital del estado aún no se palpan con tanta claridad las consecuencias del cambio climático, en la Sierra Norte de Puebla los primeros signos de alerta ya comenzaron. Dicha situación la viven día a día los productores, agricultores y ganaderos de la zona.

Durante un recorrido realizado por Intolerancia Diario, se entrevistó a gente dedicada a los cultivos, al turismo y a la crianza de reses, todos coincidieron en que cada vez se presentan menos lluvias, que el calor y el frío cada vez son más drásticos y que ambas situaciones afectan en sus plantaciones y animales, dañando sus negocios.

Una de las entrevistadas fue la directora del centro eco turístico ‘Plan de Guinea’ Ana María Peña González, quien ejemplificó que la cascada principal del rancho, presenta  menos caída de agua que la que había años atrás. 

“Hace tres años en estas épocas la cortina de agua venía completa y hoy si se fijan ya trae poca agua a causa de la deforestación o el cambio climático”, indicó.

Ana María Peña hizo un llamado para que los visitantes de Hueytamalco respeten la flora del sitio, pues en muchas ocasiones las personas deciden llevarse plantas y estas sólo son arrancadas para morir en las ciudades.

“Le pedimos a la gente que no corte las plantas, aunque se vea monte, si se cortan una planta se la van a llevar a morir, porque las condiciones del medio ambiente en el que están ahora que hay mucha humedad no la van tener a donde se las lleven (…) le pedimos a la gente que cuide el medio ambiente, más hoy que nunca”, refirió desde las cabañas y la cascada que se encuentran en Plan de Guinea.

En Ayotoxco, un municipio colindante con Hueytamalco, José Elías Cruz productor de vainilla, expuso que durante el proceso de secado de este producto anteriormente se empleaba leña, sin embargo ésta actualmente es escasa por la deforestación de algunas zonas, ello aunado al efecto negativo que provoca la quema de la madera, son las razones por las cuales ahora el secado y los sudados de las vainas de la vainilla se hacen con los rayos del sol.

De acuerdo con Greenpeace, el cambio climático trae consigo consecuencias devastadoras, por ello debe reducirse drásticamente la dependencia de combustibles y de la emisión de gases de efecto invernadero.

Las alternativas

Como parte de las acciones para mitigar las afectaciones climáticas, el productor de bambú y café Amado Martínez Carrillo, encontró que se puede eliminar el desperdicio de bolsas plásticas en las cuales se trasladaban las plantas de café a los plantíos.

Desde su vivero, donde se emplea a turnos compartidos a mujeres y estudiantes, Amado Martínez reveló que el uso de periódico permite trasladar en mejores condiciones a las plantas, además de que el papel es biodegradable por lo cual no se generan las cantidades de basura plástica que se dejaban antes al sembrar las plantas que se trasladaban en bolsitas negras de manera individual.