La presidenta de la Comisión de Procuración y Administración de Justicia, María del Carmen Cabrera Camacho, precisó que ya hay una recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en torno al llamado Operativo Mochila, y se establece que deben ser los padres de familia quienes hagan la revisión.

La legisladora dijo que para prevenir hechos como los ocurridos en Torreón, más allá de aplicar el operativo mochila los padres de familia deben estar pendientes de sus hijos para atender y resolver sus problemas antes que se conviertan en conductas violentas.

Insistió en que la revisión de las mochilas debe hacerse en el hogar para que los padres sepan qué es lo que están llevando sus hijos a las escuelas y en las instituciones educativas tiene que hacerse una inspección complementaria para garantizar la seguridad de la comunidad escolar.

Consideró que la Secretaría de Educación Pública (SEP) debe medir “lo bueno y lo malo”, así como los alcances que pudiera tener la implementación de este operativo mochila en las escuelas de Puebla para no vulnerar los derechos de los menores.

“Poder iniciar es operativo mochila en los hogares y saber qué están haciendo los niños, en qué condiciones están, si los niños presentan algún problema de conducta o aislamiento revisar sus mochilas antes y si no hay papá o mamá el tutor responsable deben de colaborar”.

Cabrera Camacho estimó que deberá existir una estrecha coordinación entre las autoridades educativas y los padres de familia para evitar malos entendidos que pongan en riesgo la efectividad de esta estrategia de prevención y seguridad en las escuelas de Puebla.

Suspendido el operativo en Puebla

Al iniciar el presente ciclo escolar el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Melitón Lozano dijo que tal operativo no se aplicará en escuelas públicas y privadas del estado de Puebla.

Precisó r que solo por petición de padres de familia se llevaría a consulta ciudadana para cambiar la disposición.

El encargado de la educación en el estado precisó que la revisión de mochilas es una práctica que “violenta los derechos de los niños”.

“Los alumnos no son delincuentes para que los estén revisando y se tiene que respetar su derecho a la intimidad, cualquier acción tendrá que ser consensuada con los padres de familia, y aprobada por los padres de familia, de tal forma que no se violen los derechos de los niños”, dijo el funcionario.

Lozano aclaró que hasta ahora la aplicación del operativo se ha realizado de forma “arbitraria”, de tal forma que la SEP ha determinado que próximas horas se girara una circular a las escuelas para que tengan de conocimiento de la disposición. “Hay muchas cosas que se ven normales, pero no tiene normalidad, los derechos siempre están primero. Una revisión de mochila no tiene que ser de manera arbitraria, de que entran al salón de clases hacerlo. Tiene que ser con padres de familia”, dijo.