China construyó un hospital provisional en 10 días para luchar contra la nueva cepa de coronavirus, que ha dejado hasta el momento 362 muertes y más de 17 mil infecciones.

El Hospital Huoshenshan (Montaña del dios del Fuego) fue entregado en Wuhan, por lo que empezará a recibir pacientes infectados desde este lunes, informó la agencia de noticias Xinhua.

El centro médico, cuya construcción inició el 23 de enero, cuenta con mil camas para tratar a las víctimas que serán atendidas por mil 400 doctores de las fuerzas armadas.

Wuhan, que replicó el modelo de tratamiento del Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SARS) de Beijing en 2003, empezó a construir dos hospitales provisionales: el Leishenshan (Montaña del dios del Trueno) y el Huoshenshan.

Las autoridades sanitarias de China indicaron que se estableció un equipo de 15 expertos para orientar en la prevención y el control de la epidemia en el lugar.

Varios de los profesionales médicos militares que prestarán servicio participaron en la lucha contra el SARS en el Hospital Xiaotangshan de Beijing o en la misión contra el ébola en Sierra Leona y Liberia, por lo que tienen una basta experiencia en el tratamiento de enfermedades infecciosas.

Según el gobierno chino, el presupuesto para la construcción y para el material de los dos hospitales se eleva a 300 millones de yuanes (más de 800 millones de pesos mexicanos).

Con información de Notimex