Después de la revelación de que un grupo de sexoservidoras que denunció la víspera que en calles del Centro Histórico han observado a menores de edad trabajando en el oficio del supuesto oficio más antiguo del mundo, Claudia Rivera Vivanco acentuó que su gestión nunca ha sido omisa y clausurarán hoteles y todo inmueble donde se realicen actividades al margen de la ley.

La alcaldesa subrayó que desarrollarán acciones en contra de aquellas que pagan por violar, pero el programa se desplegará con las Secretarías para la Igualdad Sustantiva de Género, Gobernación y Seguridad Ciudadana en el Centro Histórico.

Además destacó que la trata de personas y la prostitución infantil deben ser erradicadas por eso en las mesas de seguridad se trabaja con el grupo de inteligencia policial, derechos humanos y migración para atacar ese fenómeno social.

Recordó que la cercanía con Tlaxcala merece toda la atención de su administración y de todas las autoridades de la zona metropolitana de Puebla.

Pero aclaró que las personas que quieran ejercer esa actividad deben ser por su libre albedrío, sin presiones y con autonomía.