Después de confirmar que la Gerencia del Centro Histórico no cuenta con la capacidad para expropiar inmuebles, la responsable Graciela León Matamoros advirtió que el nuevo censo arroja momentáneamente 400 nuevos casos de casas dañadas por el terremoto del 19 de septiembre del 2017.

Además valoró que la a través de la Gerencia de Gestión de Fondos han solicitado tres proyectos, uno por cinco millones de pesos, entre recursos federales y municipales, para el mejoramiento de los Barrios de San Antonio y El Refugio.

El proceso de envío de series de notificaciones, indicó, ya comenzó para que los propietarios comiencen a realizar las labores de rehabilitación, además, reveló, que algunos dueños se han comenzado a acercar a la gerencia para poner en marcha iniciar la restauración de las viviendas.

Al concluir la sesión de la comisión del Centro Histórico, reiteró que la administración municipal no puede destinar recursos para intervenir las áreas dañadas de esas casas por ser particulares, pero ya están buscando recursos federales para fondear la recuperación de esa parte del patrimonio dañado, pero no especificó el monto por depender del gobierno de la República.

Recordó que varias casas dan la impresión de estar abandonada, lo incuestionable es que la totalidad sí tiene dueño y hasta pagan el predial, pero lamentablemente las dejan derrumbar con el paso del tiempo y falta de mantenimiento por posible carencia de recursos.

Explicó que en la actualización del censo realizado por esta gestión en el 2019 sumaban 510 inmuebles visitados de ellos 44 cuentan con losas colapsadas, 230 con daños en acabados y fachadas, 36 tienen abundante vegetación parásita que es común en los inmuebles por carencia de mantenimiento, ocho tienen los muros de carga dañados y 97 necesidad de restitución de pintura en sus fachadas.

Reveló además que de las 500 casas observadas, la gerencia cuenta con 400 nuevos casos que no estaban asentados en el anterior censo del terremoto, localizando 68 con daños severos, losas colapsadas y 161 con afectaciones de menor grado.