Al anunciar que oficiales de la Secretaria de Seguridad Ciudadana (SSC), que entregarán mil 499 pulseras de alertamiento a mujeres para auxiliarlas con la geolocalización en cualquier circunstancia delictiva, María de Lourdes Rosales Martínez advirtió que los municipales y personal de la dependencia desarrollará 43 acciones para paliar la situación en contra de las mujeres.

La responsable de la SSC que las herramientas tecnológicas estarán totalmente repartidas durante marzo, los brazaletes estarán conectados puntualmente al Dirección de Emergencias y Respuesta Inmediata (DERI) y serán de fácil operatividad.

El propósito principal, indicó, es brindar auxilio y dar respuesta inmediata a las mujeres que se encuentren en situación de riesgo y en vulnerabilidad.

Además dijo que se pretende atender el 100 por ciento de los auxilios que soliciten las mujeres, derivados de la activación de las pulseras.

Precisó que al seno de la SSC, se integrará un grupo especial de atención a víctimas de violencia por ser los primeros respondientes.

La meta, reiteró, es cumplir con un grupo especializado de policías, que estarán bien capacitados, porque serán quienes interaccionen al principio como primer respondientes ante eventos delictivos relacionados con cualquier tipo de violencia.

Al referirse a la conformación del grupo de policías municipales quienes serán encargados de desarrollar acciones cuando las mujeres soliciten ayuda, dijo, que estará totalmente funcionando en julio venidero.

La dependencia generará en paralelo el programa “una ciudad libre de violencia para las mujeres” que concluirá en diciembre.

En ese marco, valoró, las 24 jornadas de charlas que pondrán en desarrollo, concernientes con roles, estereotipos y fortalecimiento de relaciones personales y tipos de violencia se impartirán 24.

Jornadas de proximidad social se ejecutarán en las 17 juntas auxiliares para descubrir y atender casos de violencia familiar y violencia contra las mujeres; el número de acciones será de 17.

Desde la SSC se quiere también prevenir, atender y frenar la violencia contra la mujer en las juntas auxiliares del municipio mediante la impartición de pláticas talleres y servicios, de atención psicológica primaria, orientación jurídica y canalización de personas víctimas de algún tipo de delito en coordinación con otras dependencias.