El apoyo moral transformado en dolor, rabia, coraje, impotencia, sufrimiento y en una herida que nunca cicatrizará por la ejecución de los estudiantes colombianos de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), Ximena Quijano Hernández y José Antonio Parada Cerpa; y el alumno de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Francisco Javier Tirado Márquez en Santa Ana Chalchimilulco de Huejotzingo, se notó en la protesta multitudinaria derivada por la ola de inseguridad que prevalece en Puebla.

A la marcha de la indignación se sumaron conductores del servicio de transporte ejecutivo-mercantil de Uber por el crimen de su par José Manuel Vital, al lado de los chicos universitarios.

Los estudiantes de las facultades de medicina de la UPAEP y BUAP, recorrieron las principales calles de la Angelópolis: Avenida Reforma, Juan de Palafox y Mendoza y el bulevar 5 de Mayo para dar vuelta en la 14 Oriente para llegar a Casa Aguayo a donde despacha el gobernador Miguel Barbosa.

Durante la marcha de la indignación por la inseguridad reinante en Puebla por los alumnos de medicina asesinados, realizada por sus compañeros de las facultades de estomatología, psicología, psicoterapia, fisioterapia y agronomía realizaron una marcha impresionante universitaria como no se veía en Puebla desde las décadas de los 60 's y 70 's.

A las afueras de Palacio Municipal, los estudiantes se detuvieron para exigir también a la autoridad del Ayuntamiento seguridad en las zonas del área de la salud y en el Barrio de Santiago porque los estudiantes son víctimas de asaltos y violencia constante.

Nos enseñan a salvar vidas, pero no salvan las nuestras”, “Salvamos vidas, protejan la nuestra”, “Quiero ser un médico no un cadáver” y “Exigimos seguridad”, fueron las consignas de los universitarios de la UPAEP y BUAP.

La mañana del lunes fueron hallados cuatro cuerpos en Santa Ana Xalmimilulco, junta auxiliar de Huejotzingo; las autoridades del estado revelaron que se trataba de dos estudiantes, un hombre y una mujer de Colombia que estaban de intercambio en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, uno más de la Universidad Autónoma de Puebla y el chofer de Uber, José Manuel Vital.