Desde este año, el Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública (Itaipue) ya no revisará al 100 por ciento de los sujetos obligados para que cumplan con sus deberes de transparencia.

Así fue aprobado por unanimidad en sesión de pleno, para que de un total de 346 sujetos obligados que existen, solo 182 sean verificados durante el ejercicio del 2020.

Por lo tanto, solo serán revisados los sujetos obligados que incumplieron el promedio en la tercera etapa del 2019, además de la totalidad de los partidos políticos y el mismo Itaipue.

Así fue aprobado en la sesión ordinaria del pleno por la Comisionada Presidenta, Marcela Carcaño Ruiz, y los Comisionados Propietarios, Gabriela Sierra Palacios y Carlos Loeschmann Moreno.

Se planteó que 171 sujetos obligados en sus resultados de la tercera fase de verificación se encontraron por debajo del promedio para cumplir con sus obligaciones de transparencia.

Además, la totalidad de los partidos políticos y el Itaipue, o los 182 sujetos obligados, serán verificados para el ejercicio de este año.

La verificación iniciará el próximo 16 de marzo de este año, para concluir su primera etapa el 18 de mayo, del año en curso, se informó en el pleno.

Al término del pleno, la comisionada presidente Marcela Carcaño, señaló que los sujetos obligados que no cumplieron en 2019 serán sancionados, sin embargo, no dijo cómo.

“No están actualizando su plataforma, no están poniendo las anotaciones que deben de poner por ley, aun cuando no tengan información, ciertos y determinados detalles que vienen previstos en la verificación y la metodología, por eso se están dando cursos”, dijo.

“La ley es muy específica respecto de lo que se verifica, cómo se debe revisar, tenemos los lineamientos del sistema nacional y ahorita estamos dando la explicación sobre la metodología de lo que se va a revisar”, señaló.

Desde el 5 de mayo de 2017, sindicatos, partidos, poderes estatales y entes autónomos, entre otros, debieron publicar datos relativos a gastos de publicidad, viáticos, pasajes de servidores públicos, así como sueldos y salarios de quienes los integran.

La Ley General de Transparencia y Acceso de la Información Pública establece, 48 obligaciones genéricas que deben ser reportadas en la PNT, de lo contrario, habrá sanciones económicas y administrativas.

Partidos opacos

De los 11 partidos políticos catalogados como sujetos obligados, ocho no aprobaron, lo que representa que más del 72% de los institutos políticos en Puebla no transparentan sus recursos.

El Partido Verde Ecologista de México (PVEM) fue el que peor calificación al lograr al apenas lograr 3.85 de los 100 posibles.

El Partido del Trabajo (PT), fue el segundo peor calificado al obtener apenas 27.23 puntos, abajo de Morena que logró apenas 48 de los 100 puntos a calificar.

Cabe destacar que el Partido Acción Nacional (PAN), a pesar de que obtuvo una calificación de 92.98 puntos, es calificado con incumplimiento; algo similar sucede con el PRI, el que obtuvo más de 75 puntos, pero es reprobado del mismo modo.

Los tres partidos políticos que lograron la perfección o los 100 puntos en transparencia fueron, Compromiso por Puebla, Movimiento Ciudadano, Social de Integración.

Los incumplidos

La semana pasada, Intolerancia Diario, reveló que al menos 221 o el 65% de entidades gubernamentales, partidos políticos, ayuntamientos, universidades y hasta tribunales, incumplieron sus obligaciones de transparencia.

Entre los sujetos obligados en transparentar el manejo de recursos, resaltan el Tribunal Electoral del Estado (TEEP), la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento (Ceaspue) y el Fideicomiso Beca un Niño Indígena.

Asimismo, los partidos políticos como Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI) de la Revolución Democrática (PRD), Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Además resaltan sindicatos como el Centro Empresarial de Puebla (Coparmex), o el Banco Estatal de Tierra y la Comisión Estatal de la Vivienda de Puebla.

Para poder aprobar o recibir la calificación de cumplimiento, debieron acreditar ante el Itaip el 100% de la información requerida para ser publicada en sus portales o sistemas.

Por lo mismo, apenas 119 de los 340 sujetos obligados a transparentarse obtuvieron los cien puntos posibles, el resto aunque haya obtenido 99 o menos, es calificado como incumplido en tres oportunidades o revisiones.

En lo que respecta a los ayuntamientos que gobiernan para menos de 70 mil habitantes, está el grueso de más reprobados en transparencia.

Y es que fueron reprobados con incumplimiento 183 de 202 ayuntamientos en catalogados en dicho rubro lo que implica que un 90 por ciento no cumplió en transparencia.

Del total, 62 ayuntamientos no les importó lo más mínimo la transparencia y sacaron cero de calificación, ni siquiera en las oportunidades de resarcir su información sacaron un solo punto de los 100 posibles.

Entre los ayuntamientos con cero o más opacos se encuentran las comunas de Cuetzalan, Acteopan, Atzala, Cañada Morelos, Chiautla de Tapia, Chila de la Sal, Chinantla.

Asimismo, Eloxochitlán, Epatlán, Francisco Z. Mena, Huaquechula, Huehuetla, Ixcamilpa de Guerrero, Jolalpan, Mazalpitepec, Oriental, Xoxtla, San Nicolás Buenos Aires, Tepexi de Rodríguez, entre otros.

Los aplicados

En 2019, en el poder ejecutivo ni una sola de las 31 secretarías estatales, ni sus fideicomisos, incumplió con la transparencia, por lo tanto ahora ya no serán revisados, según la nueva disposición.

También las 28 entidades descentralizadas, 25 aprobaron del mismo modo al superar de los 90 hasta los 100 puntos de calificación a excepción del Instituto de Profesionalización del Magisterio Poblano, el cual subsano de 71 hasta la calificación perfecta en tres oportunidades.

Resalta que la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento del Estado de Puebla, así como Instituto Metropolitano de Planeación del Estado de Puebla, fueron calificadas como incumplidas.

En cuanto a colegios y universidades del poder ejecutivo, 14 fueron reprobadas por incumplimiento, según la lista del ITAIP.

Entre las no aprobadas, resaltan los Institutos de Educación Digital del Estado de Puebla, Tecnológico Superior de Huauchinango y la Universidad Tecnológica de Tecamachalco, entre otras.

Además, el Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP), resultó no aprobado al calificarlo el Itaip por incumplimiento.