En los últimos días se dio a conocer que el Papa Francisco fue visto con tos y estornudos constantes, por lo que comenzó a circular la versión de que podría tener el llamado coronavirus; sin embargo, esta situación ya fue descartada tras la prueba hecha recientemente.

De acuerdo con el periódico italiano Messagero, el Papa Francisco suspendió un retiro espiritual la semana pasada por no estar en las condiciones optimas, el Sumo Pontífice sólo padece un resfriado.

En Italia, el tema del coronavirus ha generado la muerte de 52 personas, principalmente al norte del país.

En todos los casos se ha registrado una situación en común: personas de la tercera edad y con patologías consideradas como graves.

A pesar de que el pasado 27 de febrero, Matteo Bruni, titular de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, informó que el Papa Francisco sufría una leve gripa, los rumores sobre que tuviera coronavirus, se propagaron rápidamente.

El pasado miércoles encabezó la ceremonia del Miércoles de Ceniza el Papa Francisco mostró tos y escurrimiento nasal, pese a ello, culminó con la tradición religiosa pese a su delicado estado de salud.

Será en los próximos días que se de más información sobre la salud del Papa Francisco.