El hombre de entre 30 y 35 años de edad, encobijado y abandonado en un predio entre San Sebastián Puctla y Matzaco, de Izúcar de Matamoros, además de presentar heridas con machete, lo que le costó la vida, también fue mutilado de los genitales, reveló la necropsia que le fue practicada al cuerpo.

La mañana del lunes dos de marzo, la Policía Ministerial y el Ministerio Público tuvieron conocimiento del hallazgo de un cuerpo encobijado, por lo que acudieron a realizar las primeras investigaciones.

El cadáver fue trasladado al anfiteatro del Panteón Municipal de Matamoros, donde le fue practicada la necropsia y se dieron cuenta que los genitales le fueron mutilados, al parecer con el mismo machete.

Quienes asesinaron a ese hombre le provocaron serias heridas con arma blanca en el cuello, cabeza y espalda, las que fueron las causas directas de si muerte. 

Hasta el momento el hombre no ha sido identificado, se presume que su muerte fue como resultado de una venganza del tipo pasional.