El movimiento #UnDíaSinNosotras del 9M, representó para los establecimientos del corazón de Puebla "una jornada histórica", porque lograron cerrar más de 500 establecimientos. Además, el resto de las más de 10 mil unidades económicas decidieron contraer la plantilla laboral por este lunes 9 de marzo, y en otras más, las chicas usaron distintivos para unirse al paro nacional para protestar por la inseguridad que golpea a la comunidad femenil.

José Juan Ayala Velázquez, presidente del Consejo de Comerciantes Establecidos del Centro Histórico, reveló que la semana previa fue muy complicada porque unificar criterios "es bien complicado, pero se lograron buenos acuerdos a favor de las mujeres".

Acentuó que las autoridades del estado y municipio "deben despertar del letargo para poner en prácticas acciones reales que incidan en seguridad social", sobre todo en beneficio de las mujeres.

Foto: Cristopher Damián
Foto: Cristopher Damián

Bajo ese panorama, exigió a todas las fuerzas electorales del estado sumarse al movimiento femenil parque todos los partidos ya llegaron a la gubernatura y alcaldía, pero sin resultados positivos en seguridad como lo corrobora el paro nacional.

Asimismo, valoró el empuje de las mujeres sin importar la serie de presiones que tuvieron que soportar, principalmente, por algunas autoridades de la Federación.

En algunos centros comerciales de la metrópoli, varias firmas decidieron cerrar sus comercios para apoyar al personal femenil.

Foto: Cristopher Damián
Foto: Cristopher Damián

Bajo ese horizonte, algunas grandes cadenas de negocios, dieron un pago doble a la fuerza laboral femenil y entregaron un distintivo para que las personas conozcan de la protesta nacional.

Ayala Velázquez subrayó que este movimiento #UnDíaSinNosotras, se consolide y se convierta en una protesta cotidiana en caso de que las autoridades estatales, municipales y federales no implementen acciones contundentes en contra de la delincuencia que inunda a las mujeres poblanas.

Además, el movimiento de mayor parte de comercios cerrados se notó a partir de la 8 Poniente-Oriente hacia la 10,12 y 14 Poniente-Oriente, la mayoría de las sucursales bancarias se sumaron, al igual que las tiendas coreanas en donde se notó presencia laboral masculina.