El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, hizo un llamado a los mexicanos a que estuvieran tranquilos ante la depreciación del peso por la situación del coronavirus COVID-19 en el mundo y por la caída en el precio del petróleo.

Ante esta situación especial por el coronavirus, por la caída en el precio del petróleo, que tengamos calma, que estemos tranquilos. Nuestra economía está fuerte, tenemos finanzas públicas sanas (…) la depreciación del peso se va a atender, el mismo mercado se va a ajustar”, aseveró.

Durante su tradicional conferencia de prensa matutina de este jueves, el mandatario indicó que para enfrentar cualquier crisis que se pudiera presentar en el país “vamos a mantener un política económica que proteja a los más débiles”.

Afirmó que ha aumentado la recaudación en 5 por ciento en términos reales, por lo que no hay falta de presupuesto.

Agregó que su gobierno no debe intervenir para que artificialmente se fortalezca al peso y mejor “que sea el Banco de México el que decida y que tengamos confianza en nuestra economía y no empezar a soltar dinero para control de las finanzas“.

Pidió del presidente además no caer en “intervencionismos” para no gastar las reservas, toda vez que “llevamos 10 mil millones de dólares de aumento en nuestras reservas” en lo que va de esta administración.

Con información de López-Dóriga Digital