El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta rechazó que se hayan suspendido actividades públicas, pues hay voces oficiales para hacer los anuncios, e indicó que habrá una inversión de 200 millones de pesos para hacer frente al coronavirus en Puebla.

Asimismo, confirmó la existencia de tres casos de enfermos y uno más que solo es portador, por lo que pidió a los alcaldes dejar sus intenciones de protagonismo, para ser responsables ante la situación.

En entrevista, durante gira por Ajalpan, señaló que la entidad se encuentra en fase uno de este padecimiento por lo que es importante no alarmar a la población anunciando la suspensión de actividades públicas porque “el gobierno no se puede detener”.

Reiteró que las únicas voces autorizadas para hablar del tema de Coronavirus en el estado serán los titulares de las Secretarías de Gobernación, Salud y el Gobernador para evitar confusiones y casos entre la población.

“Hablé con la presidenta municipal pero parece que no me hace caso, sigue dando pasos hacia adelante. Les pido a todos los presidentes municipales que alejen sus intenciones de protagonizar para que sea esto un acción conjunta en Puebla”.

Señaló que atenderán las recomendaciones de las instancias federales en materia de salud y su administración comprará los insumos médicos necesarios para atender a la población, asegurando que están preparados los hospitales para reaccionar ante cualquier situación.

Comentó que tres personas fueron diagnósticas con coronavirus, después de aplicarse las pruebas correspondientes, quienes están recibiendo atención médica y uno más, el proveedor externo de Volkswagen de México, solamente es portador del virus pero no presenta ningún síntoma por lo que su caso ha sido descartado.

Sobre el adelanto del periodo de vacaciones de Semana Santa en las escuelas anunciado por la Secretaría de Educación Pública Federal, respondió que atenderán esta recomendación como medida de prevención y protección de los estudiantes.