La pandemia global generada por el Covid-19 en Puebla se podrá enfrentar exitosamente desde el panorama económico, con la generación de un paquete de estímulos dedicados a las personas que resulten más dañadas por la crisis financiera, advirtió el director de la Facultad de Comercio y Estrategia Internacional de la UPAEP, Juan Carlos Botello Osorio.

Dijo que gobiernos federales anteriores al actual lo implementaron cuando al país caía en esos grandes baches económicos globales.

Autoridades de todos los niveles gubernamentales, precisó, deben tomar las medidas necesarias para poder enfrentar esta situación negativa que incidirá al corto y mediano plazo en la economía nacional y local.

Ejemplificó que la fluctuación del dólar a pesar de la crisis de los mercados financieros estadunidenses, europeos y asiáticos, en un tiempo razonable se detendrá posiblemente por arriba de los 22 pesos, al igual que el precio del barril del petróleo mexicano.

Pero aclaró que aunque se vea poca diferencia, las afectaciones para el grueso de los habitantes de Puebla capital y de los 216 municipios restantes, la situación se notará con contracciones en fuentes laborales y en toda la comunidad afectada por el nuevo panorama mundial económico, requerirá una ayuda sustancial de las autoridades del estado.

"En Puebla con toda la vorágine que está presentando la economía por el Covid-19, viene un asunto interesante para saber cómo andan las finanzas del estado y habrá que ver cuál es el plan para Puebla y ver si se puede dar esta alternativa o no, pero todo dependerá de la situación de las finanzas locales; si son sanas o no lo son".

El catedrático destacó que la contingencia derivada por el coronavirus puede ser la oportunidad perfecta para que el gobierno estatal entregue una serie de estímulos también a los vendedores informales con la finalidad de pasarlos a la formalidad del comercio establecido porque el Covid-19 es una oportunidad de cambio de esquemas reales.

“Es una gran oportunidad que pudiésemos tener para una tasa de conversión de los informales a la formalidad y, hablaríamos de otra visión y otro aspecto de cómo se recibe esta crisis económica ahora; con altas tasas de informalidad, que sabemos no paga ningún impuesto, hay manera que gobierno se haga de recursos frescos y pueda solventar estos paquetes económicos o estas ayudas".

Bajo esta perspectiva, consideró que la recuperación económica de México, luego de enfrentar la contingencia sanitaria por el Covid-19 podrá tardar alrededor de un año. Pero en el caso de Puebla será de entre seis a ocho meses, y advirtió que será más paulatina si continúa la tasa de crecimiento Federal en cero por ciento como proyectan economistas globales de calificadoras prestigiosas.

Reiteró que los elevados índices de informalidad que existen en Puebla capital y al interior del estado, pegarán fuertemente a la recuperación si las autoridades no implementan acciones directas para hacer un cambio a la formalidad.