La pandemia del Covid-19, traerá una grave crisis económica, aparte de la de salud, lo que dejará a México y Puebla, sin millones de dólares en remesas.

Así lo alertó en entrevista a Intolerancia Diario, el líder de la casa del migrante poblano en Los Ángeles, California, Carlos Orea, quien además señaló, ya urge que las autoridades federales mexicanas implementen medidas para cerrar al país y no se expanda el coronavirus.

En entrevista telefónica desde Veracruz, el líder migrante señaló que la situación es preocupante, debido a que se calcula disminuyan como mínimo 30% las remesas, que afectará distintas zonas de Puebla.

El gobierno estadounidense anunció esta semana que ayudaría a compensar la posible escasez de suministros médicos y desplegaría dos naves hospitalarias para reforzar la capacidad médica.

Casi 9 mil estadounidenses han dado positivo por el virus y 149 han muerto hasta este jueves.

Entre despidos, cierres y coronavirus

Explicó Carlos Orea, que los paisanos por la cuarentena que ya se aplica en Estados Unidos, están siendo afectados miles de personas.

“Muchos trabajan en restaurantes, eventos masivos, como varios negocios los están cerrando, se viene una crisis para México y para Puebla”, dijo.

Señaló que muchos ya están regresando por la falta de empleo y el problema sanitario, por lo que se prevé que van a disminuir las remesas.

“Lo grave es que no hay programas de apoyo de parte de los gobiernos mexicanos, se viene complicado”, afirmó el líder migrante en California.

“Por la época, gran parte de la economía del país, la sostienen las remesas y turismo, no habrá condiciones para que los migrantes pasen la Semana Santa en México y en sus lugares de origen, donde celebraban sus fiestas y convivían sus familias y dejaban sus dólares”, explicó.

Por lo tanto, señaló que el gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador, no ofrece las condición es necesarias de salud y hay incertidumbre de no poder regresar por que puedan cerrar fronteras.

“Se vislumbra un panorama bien feo y oscuro para la economía de México” vaticinó con nada de optimismo.

-¿Cómo cuánto dinero dejará de llegar y si sabe cuántos empleos ya se están perdiendo para los paisanos en Estados Unidos?

-Es una cantidad importante de empleos, la mayoría de paisanos trabajan en restaurantes o hacen comidas. Todos los eventos los están cancelando.

Señaló que ya han cerrado los bares, los supermercados, centros comerciales y las escuelas desde la semana pasada, en todo el país vecino del norte.

“Regresan el 6 de abril sino hay otras recomendaciones de la Secretaria de salud o el gobernador de California o autoridad federal”, indicó.

Indicó que por esta crisis, los principales municipios que se verán afectados, sobre todo en la mixteca poblana, como Atlixco, Izúcar de Matamoros, Acatlán, Pixtla y Coatzingo, entre otros.

“Son una importante cantidad de municipios que dependen de las remesas, las que bajarán según se calcula hasta un 30 por ciento del total”, aseveró.

-¿Entre los enfermos en Estados Unidos, no hay paisanos poblanos o mexicanos y si se les atiende aunque no estén de manera legal en el país?

-Hay paisanos, mexicanos seguramente habrá poblanos, entre Nueva York y California, que son los mayores lugares con brotes de infección después de Washington.

“Hay dos millones de poblanos, seguramente hay poblanos infectados, se les va a atender aunque no estén de manera legal con documentos, para seguridad de todos”, dijo.

Señaló además que la administración del presidente Donald Trump, aprobó un millón 400 mil pruebas de laboratorio para evitar mayor brotes de infección y 50 mil millones de dólares para apoyar a estados, donde hay mayores casos.

-¿El gobierno mexicano ya debió cerrar todo?

-Deberían, aunque no hay muchos casos en registro, el problema es que está entrando turismo de Europa, de España, Francia, Alemania, hay contagios.

“Deberían acelerar los protocolos de seguridad sanitaria, es irresponsable que se estén permitiendo vuelos de estas regiones, cuando sabemos que el virus se esparce muy fácil y no se detecta en dos semanas de incubación”.

“El gobierno de México ya debería cerrar las fronteras y si no acelerar los procedimientos de seguridad, para que no pase lo mismo que en Italia o España, donde había 40 casas y ya paso a 40 mil, por no seguir los protocolos, es preocupante”, explicó finalmente.