El Congreso del Estado se sumó a las acciones preventivas para contener la propagación del COVID-19,  así como reducir el impacto y las consecuencias de esta enfermedad, y aceptó  las recomendaciones emitidas por el sector salud y acordó suspender labores a partir del 23 de marzo hasta nuevo aviso.

El acuerdo signado por la Junta de Gobierno y Coordinación Política, que preside el diputado Gabriel  Biestro Medinilla, obedece a las recomendaciones oficiales emitidas por el sector salud federal y estatal, con el propósito de reducir el impacto y las consecuencias del COVID-19, a favor de los trabajadores del Poder Legislativo y de la salud de la población, así como a la declaratoria de emergencia del coronavirus  por parte de la Organización Mundial de la Salud, con el objetivo de contener la propagación y evolución de este virus.

El líder del Congreso indicó que  los plazos y términos relativos a las funciones inherentes al Poder Legislativo y las que se originen por requerimientos de orden jurisdiccional, laboral y de índole administrativo de cualquier autoridad y orden de gobierno, quedan suspendidas hasta nuevo aviso.

Aclaró que para atender los casos de excepción y de urgencia se implementarán guardias con el personal  estrictamente necesario, bajo la coordinación de cada uno de las y los titulares de los órganos técnico-administrativo.

El acuerdo establece que las guardias no se designarán a personal mayor de cincuenta años, que presente  alguna enfermedad crónica degenerativa, con sistema inmune comprometido, con alguna discapacidad, o mujeres embarazadas o en lactancia.

El pasado 17 de marzo el Congreso del Estado determinó, de manera puntual  y responsable, suspender los eventos masivos, las sesiones de la Comisión Permanente y todo acto en el que implicará la concentración de más de cincuenta personas.

Asimismo se autorizó a las personas mayores de cincuenta años, mujeres embarazadas en lactancia  y personas con alguna discapacidad adscritas al Poder Legislativo, a no presentarse a laborar hasta nuevo aviso.

Sin fecha para reanudar

En tanto la presidenta de la mesa directiva del Congreso, Mónica Rodríguez Della Vechia, explicó que no hay una fecha para volver a sesionar, y se trata de un acto de responsabilidad por parte de los diputados que seguirán trabajando pero de acuerdo a las medidas que se han tomado, esperarán ver cómo se presenta la situación.

Indicó que hay una pandemia donde el virus se va contagiando de manera exponencial, por ello de una manera preventiva y de ser responsable se está citando hasta nuevo aviso, ya que no solo son los diputados quienes asisten a las comisión permanente, ya que de acuerdo a la ley deben ser abiertas, y los ciudadanos pueden asistir, así como medios de comunicación.

Advirtió que si se requiere sesionar de manera urgente, se hará pero respetando las normas sanitarias que se apliquen.

Comentó que van a estar pendientes de la pandemia y ser responsable, y se espera que se haya alcanzado el pico para que se inicie la reducción de los casos.

“Efectivamente y lo prudente que se vive, es que a raíz de la pandemia se suspendan hasta nuevo aviso las sesiones permanentes. Este virus va creciendo y se necesita garantizar la tranquilidad de todos los que laboramos aquí”.

Rodríguez Della Vecchia descartó que esta suspensión de actividades pudiera generar un rezago legislativo en el Congreso asegurando que antes de concluir el segundo periodo de sesiones aprobaron los dictámenes urgentes y se encuentran al corriente.