Durante la segunda fase de la emergencia sanitaria por COVID-19, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha recibido  20 mil 103 llamadas al número de Orientación Médica Telefónica en el número gratuito 800-2222-668, esta cifra es del periodo del 1 de marzo al 6 de abril de este año.

Al respecto, Manuel Cervantes Ocampo, coordinador de Atención Integral a la Salud en el Primer Nivel del IMMS explicó que médicos capacitados atienden en promedio 500 llamadas diarias para brindar Orientación Médica Telefónica. De las 20 mil 103 solicitudes de orientación, 2 mil 964 se relacionaron con COVID-19; y de éstas, mil 71 resultaron sospechosas de tener la enfermedad.

Destacó que con este programa el Seguro Social apoya las medidas de confinamiento domiciliario, lo cual resultó de suma importancia para evitar que las personas se expusieran en la calle y en clínicas familiares del Seguro Social, donde la demanda de atención ha bajado hasta en un 50 por ciento.

Dijo que el grupo de edad que solicitó la Orientación Médica Telefónica corresponde a personas de 40 años, y fueron atendidas en un lapso de entre cinco a diez minutos. Quienes presentaron síntomas sospechosos de la enfermedad recibieron asesoría para acudir a sus Unidades de Medicina Familiar (UMF) a recibir tratamiento.
 
El doctor Cervantes Ocampo subrayó que la línea sin costo 800-2222-668 funciona los siete días de la semana, inclusive los días festivos, de 08:00 a 20:00 horas. El horario de mayor demanda de atención es de las 11 de la mañana a las cinco de la tarde, con picos de atención entre dos y tres de la tarde.
 
Dijo que a raíz de la emergencia de la epidemia COVID, el IMSS se dio a la tarea de potenciar la Orientación Médica Telefónica e incrementó el número de médicos que trabajan en el Call Center. Actualmente son hasta 35 médicos por turno, para orientar, informar y dirigir a los pacientes para utilizar los servicios del IMSS.

Resaltó que en este servicio telefónico gratuito se atienden las dudas de los derechohabientes sobre alguna infección respiratoria, o si tienen uno o dos síntomas de fiebre, tos y dolor de cabeza; así como identificar si además presentan dolor articular, muscular, torácico o dificultad para respirar.
 
Indicó que se pregunta a los derechohabientes si han tenido convivencia con alguna persona confirmada con la enfermedad, o que presente los síntomas, a fin de dirigirlos a su UMF, y si tienen datos de alarma se les envía a hospitales de Segundo Nivel de Atención.
 
Señaló que los especialistas capacitados pueden dar tranquilidad desde la perspectiva médica para guardar reposo, alimentarse con frutas de temporada o cítricos. Además, se reitera la importancia del distanciamiento social, estornudo de etiqueta.
 
Si las personas presentan catarro común, se les recomienda que usen cubre boca y las medidas preventivas en general, además del cuidado estricto que requieren adultos mayores de 65 años, pacientes con diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, VIH, cáncer, linfomas o leucemias.
 
Manuel Cervantes Ocampo reiteró las recomendaciones de confinamiento en domicilio, el distanciamiento social con la sana distancia, lavado de manos constante con agua y jabón, o aseo con alcohol gel al 70 por ciento, reglas muy básicas que representan la mejor arma para enfrentar esta emergencia sanitaria.