La pandemia mundial del Covid-19 o coronavirus no solo logró desacelerar la economía de Puebla y la global, además ya suspendió los operativos alcoholímetros en territorio municipal. 

El Síndico Gonzalo Castillo Pérez, valoró que los poblanos afortunadamente están respetando la etapa de la cuarentena y la mayoría han optado con quedarse en sus hogares. 

Refrendó que ante la buena actitud de la mayoría de los ciudadanos no existe necesidad de instalar retenes para realizar la prueba antidoping de alcohol. 

Recordó que además se le suma que también propietarios de bares y antros están cooperando, el resultado se encamina a ser realmente positivo. 

“El ipeeat itinerante no funciona, no hay alcoholímetros porque la gente ha sido responsable y no está saliendo, los bares y los antros están cerrados”.

Los incidentes nocturnos derivado del consumo de alcohol en cualquiera de sus modalidades han bajado de manera significativa.

Pero aclaró el operativo itinerante no se ha dejado de desarrollar al 100 por ciento porque los fines de semana para evitar tentaciones de consumidores y dueños de antros por abrir esos negocios.