El sureste y noroeste son las regiones del país que tienen la mayor tasa de incidencia de coronavirus del país, en la que Puebla bajó hasta la décima posición, luego de que al día anterior era el noveno.

En tanto, se mantiene la entidad en la misma posición en cuanto a la tasa de letalidad a nivel nacional con 9.78 puntos, la Ciudad de México encabeza la lista con 23.19.

“Las defunciones están ocurriendo muy rápido, porque los pacientes llegan muy graves ya a los hospitales", advirtió la Secretaría de Salud federal, en su informe diario en Palacio Nacional.

A la vez que recomendó ir al médico en cuanto aparezcan los primeros síntomas; la misma sugerencia ha hecho el gobernador Miguel Barbosa en Puebla.

“Y son muertes muy tristes”, porque no están con ellos los familiares, lamentó el director de prestaciones del Instituto Mexicano del Seguro Social, Víctor Hugo Borja.

Así se detalló en la rueda de prensa informativa de la situación del Covid-19 en el país, encabezada por el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

Sigue desfase, pues gobierno de México reporta esta tarde 276 positivos y 27 defunciones, mientras que por la mañana de este martes el gobierno de Puebla confirmó 284 positivos y 34 muertes.

La entidad poblana es el cuarto lugar en casos brutos, detrás de la Ciudad de México (1,556), Estado de México (602) y Baja California (412), y el décimo en incidencia (casos por cada 100 mil habitantes).

Situación nacional

En todo el país ya son 5 mil 399 personas que se han confirmado padecen o tienen el coronavirus con 406 defunciones, de ellos 237 pacientes están en estado crítico entubados en algún hospital.

De este modo se registraron 385 casos más que ayer, la proyección estaría en 43.1 mil casos.

En el país se reporta el número más alto de defunciones para un solo día, con 74 personas que perdieron la vida.

Además por primera vez se presenta la defunción de un menor de 25 años edad, quien tenía una cardiopatía congénita, se informó.

Se detalló que el 70 por ciento de las personas que han perdido la vida fueron hombres, mientras que 43.35% sufrían hipertensión, 37.68 por ciento diabetes y 34.2% obesidad.

Además, el 39 por ciento o 2 mil 125 pacientes se han recuperado y han sido dados de alta, de los pacientes que han contraído la enfermedad.

Señaló el director nacional de Epidemiología, José Luis Alomía Zegarra, que hasta esta fecha no hay escalamiento rápido, según las estadísticas, pero la tendencia pudiera cambiar en cualquier momento.

Se ha estudiado a 40,091 personas. De casos confirmados, 3,525 (65.29%) han sido leves y 1,874 (34.71%) han requerido hospitalización por COVID-19.

Por la mañana, la Secretaría de Salud estatal, anunció que se han registrado 284 casos confirmados de Covid-19 y el número de defunciones a 34. 

De los casos por municipios, indicó que Puebla capital suma 195, San Andrés Cholula, 23; Izúcar de Matamoros, 10; Atlixco, nueve; Tulcingo del Valle y San Pedro Cholula, ocho; Tlapanalá, tres.

Asimismo Huejotzingo, Chalchicomula de Sesma, Chietla, Tehuacán y Huaquechula reportan dos casos cada uno; y con un contagio están Amozoc, Chiautzingo, Tepeojuma, Cuautlancingo, Ocoyucan, Zautla, Chinantla, Chiautla de Tapia, San Salvador El Seco, Chila de la Sal, Coronango y Santa Isabel Cholula.

La rebelión del IMSS

Estalló la rebelión en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), luego de que personal de salud, se manifestaron y realizaron un paro por la falta de insumos para hacer frente a los pacientes con Covid-19 en el hospital de especialidades Manuel Ávila Camacho, conocido como San José.

Inclusive, los ánimos se calentaron y llegaron a los golpes entre el personal, luego de que protestaban ante la prensa, cuyos reporteros fueron retenidos y agredidos por algunos minutos.

El hospital de Especialidades de San José es de tercer nivel, por lo que depende directamente de oficinas centrales del IMSS, desde donde debe abastecerse.

 

 

Las agresiones fueron transmitidas en vivo por el mismo personal del IMSS, donde se ve claramente como fue agredido un reportero y camarógrafo que cubrían la protesta.

Los médicos exigen mascarillas, cubrebocas, caretas, e insumos como batas y trajes para evitar ser contaminados de coronavirus, quienes han empezado a llegar a este nosocomio.

"Nosotros sacamos la casta, solicitamos hace rato en insumos y nos dijeron que no. Nos gritaron y dijeron que si queríamos entrar al área de Covid será con tu equipo”, acusaron en la protesta.

“No te vamos a dar nada, somos atención prioritaria y si no nos están dando equipo ¿qué será de esta gente?", dijo una enfermera en la manifestación.

Además denunciaron que no hay dispensadores de alcohol, gel antibacterial, ni ropa de cama, que es lo mínimo indispensable para realizar su trabajo, por lo que advierten que permanecerán de manos caídas, hasta que se reselva la situación.

 

 

Desde el 23 de marzo pasado, el Sergio Herrera Vázquez, secretario general de la Sección 1 Puebla del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS), informó tras reunión con directivos de la delegación, que el hospital San José sería para tratar a enfermos de Covid-19..

Al interior del nosocomio, agregó, ya se señalaron espacios y lineamientos a seguir para contener la propagación del coronavirus. Sin embargo en todo este tiempo no llegaron insumos de protección del personal, por lo que estalló la protesta.