Como una medida preventiva y evitar contagios de coronavirus, los centros de comercio han restringido el ingreso a solo una persona por familia, en otros casos se prohíbe el ingreso sin cubre bocas, pero además se exhorta a que los adultos mayores no deben ingresar a realizar sus compras. 

Bodega Aurrera, La Gran Bodega y OXXO restringen el ingreso a las personas, pues a sus entradas hay avisos en los cuales se indica que para evitar la propagación del virus solo se acepta el ingreso de una persona por familia, sin menores de cuatro años o adultos mayores.

En un recorrido realizado por Intolerancia Diario, en el caso de Bodega Aurrera, los familiares se esperan hasta que uno de los integrantes de sus familias hayan realizado las compras necesarias, en su mayoría alimentos y productos de higiene. 

En La Gran Bodega, la situación es más estricta, pues además de permitir el ingreso de una persona por familia, se les pide que se cubran boca y nariz, por lo que afuera hay vendedores ambulantes vendiendo en 5 pesos cada cubre bocas.

Los empleados en La Gran Bodega están al cuidado de las puertas para dar aviso a las personas, pero además les reparten gel antibacterial. 

En los dos centros de abasto, por medio de sus altavoces también se indican las recomendaciones de "Susana Distancia", campaña emprendida por el Gobierno Federal, con el objetivo de que al momento de realizar los pagos tomen distancia de un metro y medio, el que esta indicado con una equis. 

En el caso de los OXXO, en las entradas  se observa el aviso de que no se puede entrar en grupo, por lo que de igual forma las personas esperan en sus autos o en las banquetas. 

Portan empleados cubre bocas y guantes 

Los empleados de estas tres cadenas comerciales cumplen con cubre bocas y el uso de guantes, además de que el gel antibacterial ya es de uso común, tal y como lo pidió el Gobierno del Estado, por medio de un decreto.

En el mismo recorrido, los empleados de las cadenas comerciales, usan guantes, cubre bocas y mallas para el cabello, este último punto solo en el caso de las áreas de alimentos: carnes y panaderías.

El decreto 

EL decreto emitido por el Gobierno de Puebla, encabezado por Miguel Barbosa Huerta, especifica que los patrones deben otorgar los insumos de higiene necesarios a los empleados se habla de supermercados, así como establecimientos de elaboraciones de alimentos. 
 
"Todas las personas prestadoras de servicios o de atención a clientes que tengan contacto con alimentos o cualquier producto de uso doméstico deberán cumplir con las medidas básicas de  seguridad sanitaria",
se cita en el decreto. 

Los lineamientos y medidas que ha asumido el Gobierno de Puebla corresponden a la prevención de más  contagios en el estado, pues hasta el viernes se tenían 48 defunciones en el estado de más de 300 pruebas que han dado positivo en la entidad.