A través de un comunicado, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), dio a conocer que mediante la labor de la Ciberpolicía, se halló una modalidad de extorsión en el estado, en la que los delincuentes buscan obtener depósitos en dólares o el equivalente en la moneda virtual denominada bitcoin. 

Derivado de los ciberpatrullajes y solicitudes de ayuda que han sido atendidas por los agentes, la dependencia detectó 16 cuentas con el dominio outlook.com -no se descarta que haya más- desde el que se envían correos electrónicos, algunos en inglés, en los que afirman que la seguridad del usuario fue vulnerada. 

En los textos mandados refieren que tienen videos de carácter erótico, imágenes de la cámara web y del historial de navegación del usuario, así como pruebas de visitas a páginas pornográficas, que serán enviadas a la lista de contactos o a amigos y familiares sino reciben el depósito correspondiente.

Las direcciones electrónicas que han sido detectadas son: [email protected][email protected][email protected][email protected],[email protected][email protected][email protected][email protected][email protected][email protected],[email protected],[email protected],[email protected][email protected][email protected][email protected]

La SSP señaló que dichas cuentas fueron creadas con la finalidad de cometer diversos delitos cibernéticos.

En este sentido, la dependencia recomienda eliminar correos electrónicos recibidos de remitentes desconocidos o sospechosos, no ceder a chantajes o amenazas recibidas y notificar a las autoridades correspondientes. 

Asimismo, cambiar las contraseñas de correos electrónicos y redes sociales con frecuencia, que sean diferentes para cada cuenta y activar la verificación de dos pasos, así como instalar y actualizar un antivirus en todos tus dispositivos, y realizar escaneos para detectar amenazas y fallas en la seguridad.

Además, no ingresar a las propias cuentas de correo electrónico y redes sociales por medio de enlaces desconocidos, y configurar el mail para la detección de spam. 

Ante una conducta antisocial o un delito en internet, se puede contactar a la Policía Cibernética en el teléfono 222 213 8111 y en redes sociales: Twitter @CiberPoliciaPue y Facebook CiberPolicía Pue.