Los pacientes hospitalizados con COVID-19 avanzada y compromiso pulmonar que recibieron remdesivir se recuperaron con más rapidez que pacientes similares que recibieron un placebo, se indicó hoy en un boletín del Instituto de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (NIAID, por sus siglas en inglés).

El resultado deriva de un análisis de datos preliminares provenientes de una prueba aleatoria y controlada con mil 63 pacientes iniciada el 21 de febrero.  

Los resultados preliminares indican que el tiempo promedio de recuperación fue de 11 días para los pacientes tratados con remdesivir, en comparación con los 15 días de quienes recibieron un placebo.

Los resultados también apuntan a un beneficio de supervivencia con una tasa de mortalidad de ocho por ciento en el grupo que recibió remdesivir, en comparación con el 11,6 por ciento del grupo que recibió un placebo.

El antiviral resultó mejor que el placebo desde la perspectiva del criterio de evaluación primario, o el tiempo de recuperación del paciente. Esta es una medida utilizada con frecuencia en las pruebas de influenza.

El primer participante en la prueba fue un estadounidense repatriado después de estar en cuarentena en el crucero Diamond Princess atracado en Yokohama, Japón.

El paciente se ofreció como voluntario para participar en el estudio en el primer sitio de estudio, el Centro Médico de la Universidad de Nebraska, en febrero de 2020, dijo NIAID.

Finalmente, un total de 68 sitios se unieron al estudio, 47 en Estados Unidos y 21 en países de Europa y Asia.

Gilead Sciences, una compañía biofarmacéutica estadounidense, también anunció los resultados preliminares de la fase tres de la prueba de remdesivir en pacientes con COVID-19 severa, y señaló que más de la mitad de los pacientes tanto en el grupo de tratamiento de cinco días como en el grupo de tratamiento de 10 días fueron dados de alta del hospital a las dos semanas.

Estos estudios aleatorios, abiertos y multicéntricos empezaron a inscribir pacientes en marzo de 2020 e inscribirán a un total de cerca de mil pacientes en la fase inicial de los estudios, en países con elevada prevalencia de COVID-19, dijo Gilead.

Con información de Xinhua.