El gobernador, Miguel Barbosa, rechazó casos de contagios por Covid-19 en los Centros de Reincersión Social (Cereso) de la entidad y refirió que la suspensión de las visitas es una medida preventiva.

"No hay ningún reo que tengamos sospecha de estar contagiado, vamos tomando todas las medidas se tuvo que suspender las visitas y es un asunto de asumirlo por el bien de los propios reclusos, lo que se esta permitiendo es el ingreso de los alimentos porque hay muchos reclusos que se niegan a recibir los alimentos que el gobierno les entrega", dijo el mandatario local.

El gobernador dijo que hay respeto a los derechos humanos de los reclusos; sin embargo, la suspensión de las visitas tiene que ver con una medida para evitar contagios, pues mayo será el mes en que más contagios se registren.