Luego de que el pasado 19 de marzo, la firma Alsea anunció el plan para otorgar “licencias voluntarias” sin goce de sueldo a sus trabajadores para aminorar el impacto en sus ingresos por la pandemia de covid-19, su fundador Alberto Torrado Martínez aseguró que se dio marcha atrás a la medida

La empresa que administra una docena de restaurantes en México y otros países de América y Europa, había anunciado un programa de reducción de gastos que implicaría ajustes a su personal en todas sus marcas, lo que representaba no pagar y prescindir de los contratos de “terceros no esenciales”. 

Ahora, Torrado Martínez, presidente ejecutivo de Alsea aseguró que gracias a la ola de críticas que recibieron no concretaron el plan, “Estábamos considerando mandar a la gente a su casa sin goce de sueldo, sí lo decía así, y decidimos no hacerlo por el impacto tan duro que hubo (…) soy honesto, las cosas como son, y hoy no hay ni un solo colaborador de Alsea en su casa sin goce de sueldo”.

Ante la pérdida de ingresos durante la contingencia, el empresario reconoció que Alsea ha despedido a menos de 200 trabajadores, sin embargo, la Secretaría de Trabajo de la Ciudad de México divulgó que la razón social Holding de Restaurantes S. de R.L. de C.V. perteneciente a Alsea, fue investigada por despedir a 292 empleados durante este periodo.

En este sentido, Torrado Martínez insistió que Alsea aún mantiene empleados a aproximadamente 40 mil personas, “Hoy hemos mantenido en el país el 93% de nuestros empleos, que son 39 mil 825 personas, Alsea le sigue pagando el sueldo a casi 40 mil personas, independientemente de que tengo sólo el 30% de los restaurantes abiertos”.

Precisó que Alsea asumió el costo de mantener su planta laboral sin obtener ningún apoyo gubernamental. Sostuvo que se han implementado medidas de flexibilidad laboral, reducción de jornadas y que todos han sido ajustes voluntarios y temporales.