Tener una deuda con una tarjeta de crédito, en ocasiones se complica para realizar los pagos de manera puntual, cuando esto ocurre, se empieza a conocer una entidad denominada Buró de Crédito.

Sin embargo, este historial no se genera por tener una deuda, sino que ocurre cuando se solicita un préstamo o servicio de postpago y se realiza un registro de ello y de cómo van evolucionando los pagos a tiempo o destiempo, gracias a la figura que se denomina Sociedades de Información Crediticia (SIC).

Tomando en cuenta lo anterior, es importante que antes de comprometerse con una deuda, se debe contemplar que el pago mensual de esta se pueda realizar de forma puntual, pues de lo contrario, el historial crediticio se verá afectado y en el futuro, los bancos o tiendas departamentales no permitirán los privilegios del crédito.

En caso, de ya formar parte del Buró de Crédito –además de recibir un gran número de llamadas exigiendo realizar los pagos atrasados-, es importante conoce el tiempo que una persona puede salir de su deuda, y todo dependerá de la cantidad del crédito solicitado, el cual se mide en UDIs.

Las UDIs son las Unidades de Inversión, es el valor en el que se basa el incremento de los precios y se usan para solventar las obligaciones de créditos hipotecarios o cualquier acto mercantil. Por ejemplo, los créditos que oscilan por las 25 UDIs, se liquidan en un año, las de 500 UDIs concluyen tras dos años de deuda.

Lo anterior representa que los créditos arriba de mil UDIs son deudas de hasta seis años, pero para acceder a estos préstamos se requiere que el préstamo no rebase los 400 mil UDIs, que la deuda no entre en litigio y que no se haya cometido un fraude con el dinero prestado.