Aunque, León Manuel Bartlett Álvarez reconoció que su empresa, Cyber Robotics Solutions, vendió al IMSS 20 ventiladores para la atención de pacientes con coronavirus, rechazó que haya inflado los precios y señaló que el gobierno de Claudia Sheinbaum pagó más por este tipo de equipos.

En respuesta a la información divulgada este viernes por la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), que detectó que cada respirador fue vendido en un millón 550 mil pesos, el precio más alto desde que se declaró la emergencia sanitaria por covid-19, el hijo del hijo del actual director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz, refutó dicha aseveración.

En un tuit por separado, el empresario le hizo una petición puntual a MCCI: que “hagan un comparativo real de precios de mercado. Por ejemplo, citen el contrato SSCDMX-DGAF-051-2020, por el cual el GCDMX pagó $384,067,603 para la adquisición de 143 ventiladores, más de $2.68 mdp cada uno, casi 2x lo nuestro”.

Ante ello, la Secretaría de Administración y Finanzas (SAF) de la Ciudad de México señaló que la compra de ventiladores pulmonares a la empresa Nudomi S.A. de C.V no puede compararse con la adquisición de estos aparatos que realizó el IMSS a través de una empresa propiedad de Bartlett Álvarez, pues la adquisición incluyó insumos, refacciones y consumibles, así como capacitación y mantenimiento por un periodo de 3 años.

La dependencia aseguró que la compra anticipada de insumos y servicios incluida en esta cotización, blinda a las finanzas de la ciudad en contra del incremento de precios por la inflación, por su posible escasez o por cambios en el mercado.