Entre acuerdos y decretos, el Gobierno de Puebla ha emitido al menos 30 documentos, con el objetivo de hacer frente a la pandemia del Covid-19, estos se ubican en una pestaña especial del portal de transparencia del gobierno del estado.

La disminución de las actividades se refiere que solo podrán realizarse las escenciales, por lo que el plazo  se alargó hasta el siguiente mes tanto en el sector público como en el privado, hasta que pase la contingencia sanitaria, lo que incluyó el cierre de lugares como cines, antros, gimnasios, bares, museos, zoológicos, por mencionar algunos. 

Entre los primeros decretos que está el de reducir la actividad en la entidad el sector público. Las personas embarazadas, personas de la tercera edad y con discapacidad no estuvieron obligados a acudir a laborar por ser un sector de la población en riesgo de contagio, además, las madres trabajadoras  y solo en las actividades esenciales tienen el derecho de ingresar hasta las 11 horas a sus labores cotidianas.

Por otra parte, se solicitó a los dueños de escuelas particulares realizar descuentos en sus colegiaturas, pues junto con esta pandemia, también esta presente una crisis económica, ya que ante el cierre de empresas ya se genera desempleo o bien algunos patrones han pagado solo el 50 por ciento de los salarios.  

Otro documento se refiere a que los patrones deben pagar al cien por ciento los salarios a sus empleadas domésticas, pues muchas de ellas se fueron a confinar, pero sin goce de sueldo.

En otro documento, el gobierno del estado se propuso el reparto de paquetes alimentarios para el sector más desprotegido y con ello alimentarlos durante el tiempo en que dure esta contingencia, los paquetes ya están distribuyéndose en todo el estado.

Por otra parte, el gobierno del estado obligó al uso de cubre bocas y en otro prohíbe la venta de bebidas alcohólicas en lugares abiertos, como restaurantes y  tiendas.

En otro punto, el gobierno se dispuso que los trabajadores de la salud tengan transporte gratuito para trasladarse a sus domicilios, incluso hay taxis disponibles para ellos.

El gobernador, Miguel Barbosa Huerta, anunció el reparto de agua por medio de pipas y con ello el reparto de tinacos para las familias de escasos recursos, mientras dure la contingencia sanitaria, para con ello garantizar que las familias cumplan con las medidas de higiene en sus domicilios.

El mandatario estatal ha reiterado que en el estado no habrá toque de queda; sin embargo, ha emitido acuerdos y decretos para obligar al confinamiento y con ello cortar la cadena de transmisión del Covid-19 que ha dejado a unas 700 personas contagiadas y más de 140 personas fallecidas.