El gobernador, Miguel Barbosa Huerta instruyó a que trabajadores del sector salud se organicen para que constantemente estén otorgando información a los familiares de las personas hospitalizadas y ordenó que los cuerpos de las personas fallecidas sean entregadas de forma rápida, es decir que no se rebase ni las doce horas.

En su mensaje de este lunes, el gobernador anunció estas medidas, para evitar lo que ha ocurrido en el Estado de México, en donde grupos de personas familiares de enfermos han irrumpido los nosocomios y han bloqueado las carreteras.

"He instruido a los integrantes de la Secretaría de Salud de acciones de atención a la información a familiares, para que se vea que hay atención en la información  en caso del fallecimiento que sea un tramite brevísimo para entregar los cuerpos y no haya una retención de los cuerpos, de las personas fallecidas, no podemos jugar con la desesperación de las personas, familiares de los fallecidos que están afuera de los hospitales exponiéndose a contagios", dijo.

El gobernador refirió que los cuerpos deben ser entregados a sus familiares a la brevedad, con el objetivo de evitar contagios; no obstante, que las funerarias deben cumplir con las medidas plasmadas en los diferentes decretos respecto al manejo de los cuerpos.

El gobernador también descartó que los pacientes quienes han fallecido sean enterrados separados, pues con ello se cometería un acto de discriminación.

"No es una enfermedad por la cual se deba discriminar a los fallecidos, se tiene que proceder observando todos los protocolos que son públicos, no tienen riesgo, lo peligroso es la ignorancia", puntualizó.