El diputado Juan Pablo Kuri Carballo, pidió a los empresarios y dueños de restaurantes, cafés y expendios de comida rápida a que respeten las medidas establecidas por el Gobierno del Estado, a fin de colaborar para disminuir en la medida de lo posible los contagios por el Covid-19

Subrayó que el decreto que prohíbe el consumo en los establecimientos no busca afectar la actividad económica, sino salvar vidas. 

"El gobierno del estado no quiere afectar a los negocios, al contrario, siempre ha impulsado la inversión, el desarrollo... Se trata de disminuir contagios y evitar la saturación de hospitales, además de agilizar el combate a la pandemia que permita volver lo más pronto posible a la normalidad cotidiana".

En ese marco, Kuri Carballo pidió al sector restaurantero sumarse a estas medidas para evitar más casos por coronavirus en la entidad.

"Es momento de sumarnos por un bien común mayor, que es la salud de toda la sociedad. Invitamos a los restauranteros a no ampararse, a tomar las medidas pertinentes y espetar el decreto".

Asimismo, el presidente de la Comisión de Desarrollo Económico y Competitividad, hizo un llamado a los ciudadanos, "a los que pueden, a los que sus finanzas se lo permitan, a los que siguen percibiendo un salario, a que consuman lo local, a que consuman a domicilio, y de esa manera apoyemos a una industria tan importante".

Recalcó que ya vendrán tiempos mejores, "habrá una paulatina recuperación económica, pero por el momento hay que vivir esta realidad de excepción de manera ejemplar". 

Ante la nueva norma, la Canirac solicitó congruencia y firmeza a las autoridades. 

"Como sector estamos consientes de la necesidad y prioridad en la salud de las y los poblanos pero es urgente ser parejos y actuar contra el comercio ambulante en todas sus modalidades".

La Cámara Nacional de Restaurantes y Alimentos Condimentdos dio a conocer que respetará el decreto que permite la venta de alimentos preparados únicamente para llevar o mediante envío a domicilio.

Tras la publicación del decreto que prohíbe la venta de alimentos preparados y bebidas no alcohólicas en establecimientos fijos con consumo en el mismo lugar, el pasado viernes 1 de mayo, los establecimientos acataron la disposición. 

Con dicha medida, la entrega de alimentos o bebidas de restaurantes, fondas, loncherías, cocinas económicas y negocios cuya actividad es la preparación, venta y expendio de los mismos, tendrán que ser en el inmueble o a domicilio.

Los comercios, además, deberán cumplir con las medidas sanitarias como utilizar gel antibacterial antes y después de cada atención al cliente, lavado de manos constante y utilización de cubrebocas, careta o mascarillas.