Ante la actual contingencia sanitaria que vive el país por el coronavirus, el gobierno de Nuevo León informó que como medida de prevención, cerrarán todas las pastelerías del estado este 9 y 10 de mayo.

Otra de las medidas aplicadas será el cierre de todos los panteones en las fechas mencionadas, por lo que de este modo, nadie salga a festejar a su madre y evitar así el riesgo de contagio de COVID-19.

El secretario de Salud de Nuevo León, Manuel de la O Cavazos, aseguró que las medidas se deben luego de que el pasado 30 de abril, Día del Niño, los regios "se portaron muy mal" y salieron a comprar regalos y pasteles, exponiendo su salud, por lo que no permitirán que este próximo 10 de mayo se repita algo similar.

El funcionario estatal informó que llegó a un acuerdo para que los municipios cierren los panteones el sábado y domingo; mientras que las pastelerías serán obligadas.

“No debe haber festejo el día de las madres, porque probablemente le llevemos de regalo el coronavirus a nuestra mamá, que la puede matar y ese va a ser el regalo que le vamos a dar, en lugar de darle flores o un abrazo después”.

“Los panteones van a estar cerrados 9 y 10 de mayo y las actividades que se desencadenan alrededor de los panteones como flores, establecimientos de comida, también, no van a existir”.

Finalmente, De la O Cavazos abundó que así como se dialogó con los presidentes municipales para que implementaran el operativo correspondiente en los sitios señalados.

“Les pedí disculpas a todos, peor vamos a cerrar las pastelerías el 9 y 10 de mayo, hablé con ellos, no es un alimento esencial”.