Un Boulevard 5 de Mayo transitado por un nutrido número de automóviles, pero pocos transeúntes y una zona de los Fuertes de Loreto y Guadalupe semidesierto, enmarcaron las celebraciones de la Batalla de Puebla, muy alejada a otros años.

La pandemia y contingencia por el coronavirus o Covid-19, modificó todos los escenarios, impidió que se realizara el tradicional desfile del 5 de Mayo en Puebla, en el que año con año participaban miles de estudiantes, militares y civiles.

Sin embargo, aunque no hubo la movilización de años anteriores, cientos de personas siguen sin acatar las medidas de restricción, sobre todo en calles del centro histórico de Puebla, como se comprobó en un recorrido de Intolerancia Diario.

Contrariamente, la zona de los fuertes, donde en 1862 se desarrolló la batalla entre los ejércitos de México y Francia, lució semidesierta, con un Centro Expositor vacío, sin una feria que la abarrotaba cada 5 de mayo.

El mausoleo a los héroes de la Batalla de Puebla, solo fue interrumpida por breves por la ceremonia que se realizó solo con funcionarios públicos, encabezados por el gobernador Miguel Barbosa, con la sana distancia, para que no pasara desapercibida tan importante fecha para los poblanos.

En Puebla ya suman 175 decesos por coronavirus (Covid-19) y se han registrado 817 casos positivos, según el último reporte de la Secretaría de Salud del Estado de Puebla (SSEP).

En las últimas 24 horas se presentaron 18 nuevos casos de contagio en la entidad, siete de ellos en Puebla capital.

En el recuerdo

Solo otra epidemia había evitado el desfile del 5 de Mayo en Puebla, la de la influenza H1N1 en el año 2009. Ahora 11 años después, llegó el coronavirus, mucho más potente.

Este año, en el recuerdo quedaron las marchas y competencias entre las bandas de guerra escolares; los bailes de estudiantes al desfilar; los gritos de apoyo de los padres y el confeti lanzado con gritos de jovencitas a los militares, sobre todo del Colegio Militar.

Ahora solo en las calles donde se realizaba el desfile, solo se escuchaban ruidos de motores y vendedores en las esquinas, incluso algunos payasitos haciendo su show por una moneda entre alto y alto.

En 2019, el desfile, fue galardonado por sus carros alegóricos, en dos carrozas tiradas por caballos recorrieron las calles, con los restos de los Hermanos Serdán.

Con trajes coloridos una gran sonrisa en el rostro los jóvenes marcharon por las calles de la capital. Ahora todos están confinados en sus casas, para evitar contagio del coronavirus.

Pero ahora, quedó para mejor ocasión, también el otro desfile, el que miles de personas hacían rumbo a la Feria de Puebla, que para estas fechas lucía abarrotada.

#QuédateEnCasa

Aunque la zona de los fuertes lució semidesierta, con un Centro Expositor con puertas cerradas donde se desarrollaba la Feria de Puebla, la gente siguió saliendo a las calles.

En el Boulevard 5 de Mayo, aunque no hubo desfile, la afluencia vehicular fue muy nutrida, con vendedores ambulantes en cada esquina y hasta artistas callejeros buscando una moneda.

También había muchos automóviles en la zona de Plaza Loreto, por abajo del Puente 5 de Mayo, el cual lució abarrotado de vehículos.

Pero donde más peatones había, fue en la zona del centro histórico, desde el hospital San José del IMSS, hasta el zócalo de la ciudad, sobre la 2 Norte-Sur, pero también diversos negocios abiertos.

Las negociaciones con puertas abiertas no solo eran de los llamados de primera necesidad, sino también tiendas de artículos deportivos, de ropa y papelerías, entre otros.

En todo este trayecto además se apreciaron decenas de personas, la mayoría con cubrebocas, caminando, platicando o esperando su transporte público.

Sobre todo, mucha gente se aglomeraba en dos calles de la 2 Norte, entre la 14 hasta la 10 Oriente, donde decenas de personas esperan en las equinas a sus microbuses.

Pero también en parque del zócalo de la ciudad se apreció a decenas de personas, algunas caminando, otras sentadas en sus bancas, aunque con cubrebocas, platicando sin temor a la pandemia.

Informe de movilidad

El estado de Puebla, se mantiene apenas con el 50 por ciento de disminución de movilidad o que la gente acate el llamado “Quédate en Casa”, el mínimo que espera el gobierno federal.

Estados como Baja California, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Guerrero y Zacatecas, Morelos, Querétaro y San Luis Potosí, son las entidades que no han bajado ni a la mitad de personas la movilidad, según el índice estimado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) con datos de Google, Facebook y Twitter

El estado de Hidalgo apenas tiene un 29% por ciento la disminución de la movilidad en sus calles, mientras que Zacatecas es el peor caso con un 16 por ciento.