Es una locura intentar que los mercados funcionen como tiendas para enviar los alimentos, advirtió el dirigente de la Federación de Comerciantes Gustavo Díaz Ordaz, Eduardo Escalona Mendoza, al precisar que los mercados en Puebla son los únicos que abastecen a bajo costo y dan productos frescos, en contra parte a las cadenas comerciales.

Después de  enterarse del anuncio del gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta de implementar esa medida por el gran número de personas que captan este tipo de centros de abasto, estimó que esa acción no es imposible de desarrollar en la práctica, pero generaría otro mercado al exterior de esos inmuebles populares. 

Ejemplificó que en San Martín Texmelucan el experimento no fue la solución, porque alrededor de ese inmueble se instalaron los locatarios para vender los productos. 

Pero aclaró que puede hacer uno o dos días con las consecuencias negativas que todos ya conocen, pues los vendedores viven al día como los clientes que asisten a los mercados. 

Refrendó que en caso de ser obligados a cerrar con la policía o el ejército que no se abran los mercados, sería  como un toque de queda, además tendrían que pedir que desaparecieran los ambulantes.

"No se pueden cerrar los mercados y la central de abasto porque los productos en pequeño y cárnicos no se puede guardar mucho tiempo y además teneos perecederos”.