Tres personas perdieron la vida tras las fuertes rachas de viento registradas la tarde del viernes, en el municipio de Apodaca, en Nuevo León. Protección Civil de Nuevo León informó que está realizando una evaluación de los daños.

El reporte preliminar establece que causó daños en casas, lonas, estructuras, voló láminas de establos, bardas perimetrales de empresas en Cerritos Agua Fría, en el ayuntamiento de Apodaca.

Protección Civil explicó que la intensidad de los tornados se mide utilizando la escala conocida como Fujita Mejorada, la cual va del nivel cero al cinco (EF-0 a EF-5).

En el caso del registrado el viernes alcanzó una categoría EF-2, con vientos que se situaron entre los 180 a 220 kilómetros por hora.

A su paso el tornado dejo un saldo de dos personas sin vida, daños en la autopista Monterrey-Saltillo y la volcadura de 12 cajas de tráileres.

A las dos muertes iniciales se les sumó otro deceso, el de un joven, quien falleció luego de que una barda le cayó encima, esto en el municipio de Apodaca.

En tanto, Protección Civil calificó el hecho como sin precedentes; el fenómeno fue provocado por el sistema frontal número 60 y el desarrollo de los núcleos de tormentas generó nubes de embudo, dando origen al tornado que se registró.

Con información de Excélsior.