Mientras un sector de la población quedará al margen de alguna atención por contagio de coronavirus, debido a la situación de calle en la que viven, otro sector de la zona donde comienza a presentarse un brote, como lo son habitantes de la junta auxiliar de San Pablo Xochimehuacan, violaron las disposiciones de la autoridad, y abrieron los pequeños restaurantes para que la gente ocupara las mesas.

A pesar de que en la zona de la Central de Abasto y San Pablo Xochimehuacan se reportó un incremento en el número de contagios por Covid-19, durante el domingo se permitió la instalación del tianguis, donde no se aplicaron las medidas de sana distancia.

De acuerdo a dos videos que llegaron a la redacción de Intolerancia Diario, los comerciantes que cada semana se instalan en la junta auxiliar, en el norponiente de la capital, colocaron sus puestos sin distanciarlos, y no hubo gel para limpiarse las manos y tampoco usaron el cubrebocas.

Otra de las violaciones fue al decreto del gobierno del estado en el que solo se vende comida para llevar, pues los puestos colocaron las mesas para que la gente se sentara a comer en el mismo lugar.

En otro de los videos enviados, se muestra como las fondas o pequeños restaurantes de la junta auxiliar ofrecieron el servicio en el mismo lugar, con gente sentada en el interior, lo cual está prohibido, e incluso amerita una multa hasta por varios miles de pesos.

De acuerdo con las personas que proporcionaron los videos, no hubo presencia de la policía municipal de Puebla, o personal de vía pública para evitar que se cometieran las faltas, a pesar que desde hace dos semanas se ha insistido en que son un foco de contagio del Covid-19.

Los olvidados de la pandemia

Por otra parte, en un recorrido por las calles de la capital, está el grupo vulnerable de las personas de situación de calle, siendo niños y ancianos que piden limosna, quienes no saben del riesgo que existe.

De acuerdo con las imágenes captadas por el foto periodista, Christopher Damián, es en el corazón de la capital donde se instalan las mujeres de apariencia indígena pidiendo limosna, sin que hasta el momento alguna autoridad se haya acercado a ofrecerles ayuda.

En las fotografías hay menores de cinco años tirados en el piso acompañando a las mujeres, las cuales se supone son sus madres.

Asimismo, se ubico a dos jóvenes indígenas que venden blusas bordadas en la vía pública. Estas mujeres no reciben, al parecer, el apoyo federal para poder seguir estudiando por medio de una beca.

Ignoraron el exhorto

El pasado28 de septiembre, el Congreso del Estado aprobó  un exhorto a los 217 ayuntamientos y al propio gobierno del estado para aplicar acciones que erradiquen la presencia de menores en la calle pidiendo limosna, y se aclaró que hasta el momento no se tiene un censo del número de menores, ya que hay una movilidad de los mismos para que no estén siempre en los mismos cruceros.

A través de la Comisión de la Familia y los Derechos de la Niñez de la LX Legislatura del Congreso del Estado aprobó por unanimidad un Acuerdo por medio del cual se hace un exhorto a dependencias estatales y municipales a que generen las acciones necesarias para prevenir y erradicar la situación de menores de edad que en cruceros y calles son utilizados para mendigar y pedir limosna.

La presidenta de la Comisión, la diputada Mónica Rodríguez Della Vecchia, expuso que este tipo de propuestas son las que hacen trabaje este cuerpo colegiado, por lo que calificó como positivo el exhorto; asimismo, resaltó que este problema tiene muchas caras y tiene que ser atacado desde diferentes ángulos.

Aclaró que inicialmente el exhorto estaba dirigido al Sistema Estatal DIF mediante la Procuraduría de Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Puebla; sin embargo, a propuesta de la diputada Tonantzin Fernández Díaz, se incluyeron los Sistemas Municipales DIF, las secretarías de Seguridad Pública y del Trabajo Estatales, así como la Fiscalía General del Estado.

Sin embargo las imágenes de los menores que piden limosna siguen presentes, no solo en la capital, sino en el resto de los municipios.