Los negocios del municipio de San Martín Texmelucan que se dedican a la preparación y comercialización de alimentos tendrán que acatar el decreto del Gobierno Estatal, en donde se prohíbe el consumo de comida y bebidas en el establecimiento; este decreto solamente durará hasta que finalice la contingencia sanitaria por COVID-19.

Este decreto entró en vigor a partir del 1 de mayo, por lo que el Ayuntamiento de San Martín Texmelucan procedió a notificar por escrito a los establecimientos e invitarlos a acatar las indicaciones, en este sentido, en caso de incumplimiento, se procederá a la clausura del negocio o aplicación de una multa que va de las 10 a 150 UMAS, señaló Jaime Aurioles Barroeta, director de Fomento Económico.

Además de la aplicación de este decreto, los propietarios tienen que seguir utilizando gel antibacterial, cubreboca y respetar las normas de higiene al preparar los alimentos.

Cabe mencionar, que con la finalidad de que los establecimientos acaten estas medidas, el Ayuntamiento implementará recorridos de vigilancia para verificar que se dé cumplimiento y así evitar que la curva de contagios por COVID-19 tenga un incremento en el municipio.

La presidenta municipal, Norma Layón, invitó a los ciudadanos a recurrir a la modalidad de servicio a domicilio, ya que la mayoría de los negocios ha implementado esta manera de trabajo y así, apoyar a la economía local.