Al valorar que la incidencia delictiva bajó 34.2 de octubre 2018 a marzo de este 2020, Claudia Rivera negó de la existencia de una división con el gobierno estatal de Miguel Barbosa.

La alcaldesa, priorizó que los números positivos derivan de una estrategia desarrollada desde su arribo al gobierno municipal en el 2018 y la vectorizacion de los sectores del municipio para eficientar los trabajos de la SSC.

"Nos llevó los primeros meses poder desarrollar e implementar la estrategia; una estrategia lleva tiempo para ver resultados; se ha colaborado con el estado, viene una representación a las mesas de seguridad”.

Acompañada de la titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) negó que exista rompimiento con la administración estatal porque en las mesas de seguridad siempre acude la representación del Ayuntamiento. 

Además valoró que el 90 por ciento de la detenciones han sido legales, acción que beneficia a la autoridad para que los delincuentes sean juzgados por la Fiscalía General del Estado (FGE). 

Ante ese horizonte, indicó que disminuyó el tiempo de respuesta de los efectivos de la corporación, la administración municipal compró nuevas patrullas y se sumaron 300 efectivos a las filas de la SSC.

Recordó que no existen capetas de investigación en contra de elementos de la seguridad ciudadana porque ha pedido el informe y la respuesta ha sido negativa. 

No se debe hablar a la ligera en esa asignatura, advirtió porque se puede afectar a los señalados.