El gobernador, Miguel Barbosa Huerta, advirtió que la reactivación en el sector automotriz el próximo 18 de mayo representará un colapso para la entidad, ya que Puebla está en plena cresta de contagios de Covid-19, tan solo este miércoles dieron positivo 54 personas más y 6 fallecimientos, cifra que va en aumento y es la zona conurbada la de más personas enfermas, donde se ubican las empresas de este sector.

El mandatario local dijo que el regreso de la industria automotriz acabará con todas las medidas sanitarias que el Gobierno del Estado ha impulsado - la sana distancia, el uso de cubre bocas, la prohibición de alimentos en mesa-, pues son más de 40 mil empleados tanto de la Volkswagen,   Audi y empresas proveedoras los que regresarían a sus actividades.

“Todas esas medidas ya no serán aplicables, van a romper con todo, van a romper con todo. Estamos hablando que esto se da en medio del momento más crítico de esta pandemia en nuestro estado. Siempre opinaré a favor de la salud y vida de las y los poblanos, habrá una presión del sector productivo poblano para que regresen a sus actividades”, dijo.

El jefe del Poder Ejecutivo Local refirió que los contagios repuntarán, incluso augura que con el regreso a las actividades habrá riesgo de mayor hospitalizaciones “puede llegar a ser muy alto y salirse de control; entonces nos faltan más elementos de los que la federación tiene en consideración para tomar una posición determinada sobre ese asunto”, dijo.

El gobernador refirió que la minería en el estado no genera mayor movilidad y tampoco los 18 municipios en el mapa de los que regresarían a sus actividades normales el 18 de mayo; sin embargo, reactivar la industria automotriz sería complejo, toda vez que en la zona conurbada es en donde más contagios hay, región del estado en donde se ubican las empresas de la industria automotriz.