Después de 130 días de plantón a escasos metros de la entrada del Palacio Municipal, extrabajadores despedidos por administraciones anteriores se marcharon. Los simpatizantes del exlíder charro Israel Pacheco Velázquez dicen que los desalojaron a través de la fuerza pública. 

Los quejosos dicen el despido de 20 personas  fue “injustificado”, aunque en las casas de campaña que instalaron generalmente se notaba un grupo de cinco de ellas.

Las acciones se realizaron a las tres de  la mañana, posteriormente la autoridad municipal  procedió a sanitizar ese perímetro para prevenir contagios masivos de Covid-19.