Al revelar que no se encontró la existencia de venta de alcohol adulterado en San Francisco Totimehuacan durante la supervisión desarrollada, el titular de Normatividad y Regulación Comercial, Fernando Pastor Herrera, reveló que la única anomalía detectada fue la venta de bebidas espirituosas en envase abierto.

Aclaró que el personal de la dependencia no está facultado para realizar cateos o estrategias de investigación en los establecimientos.

Acentuó que en San Francisco Totimehuacan, la serie de operativos continuarán para revisar el funcionamiento de los giros comerciales señalados como dudosos por los propios vecinos de la junta auxiliar. 

Anunció que la comuna estará programando acciones similares en San Miguel Canoa donde también se reportaron personas intoxicadas presuntamente por consumir alcohol adulterado durante la semana previa.

Reiteró que durante las visitas efectuadas únicamente se han sancionado establecimientos por vender bebidas alcohólicas en envase abierto, pero no encontraron la venta de otro tipo de líquidos embriagantes. 

La Secretaría de Salud estatal, refrendó, es la entidad facultada para lograr una verificación posible de alcohol adulterado, además de corroborar la calidad de los productos espirituosos.

Además valoró que la Profeco  revisa la venta en caso de que el muestre indicios o señalamientos de estar adulterado. 

Explicó que en caso de ocurrir algo positivo se deberá notificar a comercio exterior para que verifique la compra venta y posteriormente la Fiscalía General del Estado (FGE), llevará a cabo los procedimientos de investigación para determinar la procedencia de esas bebidas .

Insistió que al Ayuntamiento sí le corresponde coadyuvar con la autoridad sanitaria estatal y con la Profeco en las inspecciones que sean necesarias.

La alcaldía está lista para desarrollar la parte que le corresponde; lo importante es recordar que dentro de las facultades de Normatividad solo pueden revisar si el negocio cuenta con la documentación legal del Ayuntamiento que sustente el funcionamiento y en este momento vigilar que se lleve a cabo el acuerdo de la presidenta en el que prohíbe la venta de alcohol en botella abierta. 

Durante la última semana, inspectores de Normatividad han revisado un aproximado de 33 establecimientos comerciales, clausurando a seis por la venta de bebidas alcohólicas en botella abierta.