El subsecretario, Hugo López-Gatell, reiteró que no es posible mantener por un largo periodo de tiempo la restricción de movilidad, debido a las afectaciones económicas y no descartó la posibilidad de rebrotes de Covid-19, una vez iniciado el proceso de reapertura en el país. 

Según el informe de la Secretaría de Salud, suman 65 mil 856 casos confirmados de Covid-19 en México desde el inicio de la epidemia, de los cuales14 mil 253 permanecen activos, acumulados en su mayoría en la Ciudad de México, Estado de México, Tabasco, Baja California y Veracruz.

Además, se han registrado 7 mil 179 decesos, y hay otras 781 muertes sospechosas.

López-Gatell dijo que las sociedades tienen un límite de resistencia a la restricción de movilidad, especialmente las personas que viven al día: “No es un tema menor, es la sustentación diaria de las personas, de las familias. Entre más importantes es la necesidad más fuerte es la necesidad de salir a buscar ese sustento”, dijo

Señaló que, ante esta circunstancia también se descartó el cierre de fronteras y aeropuertos, lo que implicaría la escasez de los bienes básicos para la sociedad.

La propuesta de usar la fuerza pública para hacer que la población permanezca confinada, dijo, refleja la postura de aquellos que tienen ahorros, riquezas o un salario fijo y que no comprende la necesidad de quienes deben salir a buscar el sustento, que corresponde a la mayoría de la población de México

Por lo tanto, reiteró que es heroico el gesto de solidaridad de la población mexicana al mantenerse en sus casas a pesar de la desigualdad.

Asimismo, mencionó que en algunos estados se tendrá que mantener la restricción de la movilidad por unos días más, mientras en otras áreas se podrán liberar ciertas actividades. De ahí la implementación de un semáforo en rojo para la emergencia, naranja para abrir establecimientos no esenciales, pero con protección, amarillo y en verde, cuando se podrán abrir las escuelas.

El funcionario advirtió que en México ni en cualquier parte del mundo se puede garantizar la ausencia de rebrotes al iniciar la reapertura, por lo que en el país será un proceso escalonado y organizado, con el fin de aminorar el nivel de riesgo.