La meta del trabajo de ganaderos, veterinarios de campo en acción y desarrolladores de vacunas durante la época del Covid-19 se nota en el equilibrio y calidad del producto cárnico para el consumo de millones de familias en territorio nacional. La producción del sector supera las 22 millones toneladas de carne anuales para ubicar México en el décimo primer lugar a nivel mundial. 

Bajo ese panorama se cubre una de las necesidades básicas de las personas, "la alimentación”. Los trabajadores logran que diariamente se dispongan de productos frescos para llevar a los hogares.

México ocupa el onceavo lugar en producción mundial pecuaria, con más de 22 millones de toneladas al año entre carne de res, pollo y cerdo.

Las fuentes laborales directas inciden en alrededor de 900 mil familias y beneficia a más de siete millones de personas indirectamente conforme a datos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural 

El director del sector de Rumiantes y Equinos de la farmacéutica veterinaria Boehringer Ingelheim Animal Health México (BIAH), José Ángel de la Fuente, indicó que sin duda, México tiene un sector sumamente competente que actualmente, pone todo de su parte para salir adelante ante esta crisis económica nacional y global. 

"Reconocemos su papel como pilar de la estructura económica y les recordamos que nosotros estamos más unidos que nunca para seguir produciendo y poniendo a su disposición medicina preventiva para sus animales”.

Además puntualizó que, aunque el trabajo en campo no ha podido guardar cuarentena por conciderarse esencial, durante el transcurso de estas semanas, se han identificado retos, aprendizajes y cambios que se deben aplicar en la forma de trabajar a diferencia de como se hacía habitualmente  

Ante este horizonte para Boehringer Ingelheim es una meta dotar de herramientas y capacitaciones que ayuden a mejorar esas buenas prácticas, entre ellas, sobre sobre cuidados y monitoreo de la salud de los bovinos. 

La comunicación permanente para manter a veterinarios y a ganaderos actualizados se realiza a través de mil 500 conferencias online en las que han participado expertos nacionales y globales.

El asesor técnico de BIAH, Josué Gómez, acentuó as buenas prácticas, el adecuado manejo, la correcta prevención, además de soluciones que permitan realizar el trabajo de una forma más eficaz y segura, son claves para mantener adelante una excelente producción pecuaria, durante y después del periodo de contingencia sanitaria. 

Ejemplificó que existen nuevos productos y técnicas para la desparasitación bovina como la Pour On que, además de combatir parásitos internos y externos en una sola aplicación en el lomo del animal, permiten que la gente en campo desarrolle menos esfuerzo, el manejo sea más fácil y con menor estrés para ambas partes. 

“Debemos mantener la esperanza puesta en que entre todos vamos a conseguir superar este gran reto que está suponiendo el Covid-19; sin duda, seguiremos identificando puntos en los que todos podemos mejorar en el campo, resaltando nuestro compromiso con los productores y veterinarios para que la salud y calidad de producción continúe presente siempre".