Luego de que este viernes algunos locales de artesanías de El Parián se adelantaran a la reapertura de sus locales, se vieron en la necesidad de cerrar de nueva cuenta sus establecimientos tras el episodio de violencia registrado en el sitio cuando un grupo de locatarios agredieron física y verbalmente a una reportera y un camarógrafo del Canal 13 de televisión.

A dos días de la agresión que se exhibió en las redes sociales, los locales de El Parián se mantienen cerrados. 

Cabe destacar que los locales no tienen sellos de clausura por parte del Ayuntamiento; los comerciantes tampoco se han manifestado al respecto sobre esta situación.

El episodio en el que Itzel Valencia y Alejandro Rodríguez fueron atacados, marcó un nuevo capítulo en la serie de agresiones que han sufrido trabajadores de los medios de comunicación en Puebla por parte de la población, políticos y hasta altos mandos.

El viernes por la tarde, los agredidos cumplían con su labor periodística en El Parián cuando comenzaron a ser golpeados y perseguidos por parte de los administradores del local 56 de artesanías y dulces típicos.

Luego de grabarse el vídeo, a través de las redes sociales, el gremio periodístico y diversos sectores de la sociedad poblana y a nivel nacional lamentaron la actitud de los locatarios y que este sea un problema constante.

Horas después de haber sido agredidos, la reportera y el camarográfo acudieron a la Fiscalía General del Estado (FGE) para levantar una denuncia en contra de los locatarios.

A través de las redes sociales, el gremio periodístico ha identificado a cinco personas de ser las responsables de estas agresiones.